Opinión

El reto de la estanflación para El Salvador

Rommel Campos

Rommel Campos

Estudiante de licenciatura en Economía, director de Escuela de Debate Internacional (EDI) e integrante del Círculo Académico de Análisis Político (CAAP).

La estanflación es un terrible escenario económico, pues es una recesión con inflación, un caos donde los productos se vuelven más caros mientras la economía cae. Para hacernos una idea del porqué nos acercamos a esto requerimos abordar la teoría económica que la explique.

Por Rommel Campos* 

La crisis económica que inició con la pandemia y continuó con la guerra de Ucrania ha significado un punto de inflexión mundial. Lo ocurrido entre estos hechos ha desencadenado una crisis inflacionaria mundial solo comparable al shock del petróleo de los años 70. Las nubes de la estanflación se ciernen nuevamente, tal como pasara en antaño. Y es importante no solo conocer el devenir internacional, sino cómo afectará esta coyuntura a El Salvador.

La estanflación es un terrible escenario económico, pues es una recesión con inflación, un caos donde los productos se vuelven más caros mientras la economía cae. Para hacernos una idea del porqué nos acercamos a esto requerimos abordar la teoría económica que la explique.

La inflación

Más allá de las transcendentales consecuencias de la guerra de Ucrania, esta trastocó el mercado energético por las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus socios, mismas que escalaron rápidamente a sacar a Rusia del comercio energético liderado por el bloque occidental. Al sacar esa masiva cantidad de petróleo del mercado (11.3 millones de barriles diarios según Nasdaq), los mecanismos de oferta y demanda hacen que sus precios suban por escasez, algo que podemos comprobar en el siguiente gráfico.

Embed como iframe:

Desde que iniciara la guerra el 24 de febrero, los precios no solo del crudo sino de otras fuentes de energía como el gas, se elevaron, influyendo en la subida de precios global. Si bien esto explica en gran parte la inflación en Latinoamérica y Europa, sería un error flagrante culpar únicamente al mercado energético, ya que elementos como la política fiscal y monetaria de Estados Unidos y los cambios en los patrones de gasto de la población han tenido su parte (Óscar Jordá, et al., 2022). A esto habría que agregar la crisis de cadenas de suministros y la escasez de semiconductores. Sea como fuere, la inflación debe ser controlada.

La estanflación

Una de las más contundentes y atrevidas medidas tomadas por Estados Unidos y la Unión Europea fue subir los tipos de interés en (encarecer el dinero) 0.75 % y 0.50 %, respectivamente, para frenar la subida de precios. La lógica subyacente es que, si el dinero es más caro de prestar, las personas tenderán a prestar menos (disminuir el crédito), con ello hay menos dinero con el cual comerciar desacelerando la economía y bajando los precios. En síntesis, combatir la inflación a coste de decrecer económicamente. 

Desde que fue anunciado, la recesión económica de Europa y Estados Unidos parece estar cada vez más cerca mientras los precios no bajan lo suficiente pues la “Inflación en EE. UU. alcanza nuevo máximo: 9,1 % anual en junio” (Hurtado, 2022). Así es como nos enfrentamos a una recesión y una alta inflación, una estanflación en occidente que parece será corta, pero terminará por contagiar al resto del mundo, incluyéndonos.

¿Qué pasaría en El Salvador?

Una estanflación mermaría los ingresos de los migrantes, y con ellos sus remesas que en 2021 representaron el 26.8 % del PIB en El Salvador (Cantizzano, 2022), esto erosionaría aún más el poder adquisitivo de la población, etc. Dicha coyuntura solo agrava una ya delicada situación económica del país frente a una muy criticable gestión por parte del gobierno de Bukele. La excesiva deuda pública, el fracaso del bitcoin, un sistema de pensiones disfuncional, y una debacle del riesgo país son solo algunas de los problemas que deben resolverse. Hoy más que nunca, es necesario realizar cambios contundentes en el modelo económico del país, pues no hay país que soporte crisis, la incompetencia y falta de voluntad deliberada. Si queremos sobreponernos a esta adversidad, tenemos que aprender que los cambios no vendrán sin exigencia.

Bibliografía

Cantizzano, I. (2022 de Mayo de 16). El Salvador tiene el mayor peso de remesas en América Latina. Obtenido de El Economista: https://www.eleconomista.net/economia/El-Salvador-tiene-el-mayor-peso-de-remesas-en-America-Latina-20220516-0005.html

Hurtado, J. (14 de Julio de 2022). Inflación en EE. UU. alcanza nuevo máximo: 9,1% anual en junio. Obtenido de France 24: https://www.france24.com/es/programas/economía/20220714-inflación-en-ee-uu-alcanza-nuevo-máximo-9-1-anual-en-junio

Jordá, Ó., Liu, C., Nechio, F., & Rivera-Reyes, F. (28 de Marzo de 2022). Why Is U.S. Inflation Higher than in Other Countries? Obtenido de Federal Reserve Bank of San Francisco: https://www.frbsf.org/economic-research/publications/economic-letter/2022/march/why-is-us-inflation-higher-than-in-other-countries/

Nasdaq. (2022). Brent Crude (BZ:NMX). Obtenido de Nasdaq: https://www.nasdaq.com/es/market-activity/commodities/bz:nmx

 

Rommel Campos

Rommel Campos

Estudiante de licenciatura en Economía, director de Escuela de Debate Internacional (EDI) e integrante del Círculo Académico de Análisis Político (CAAP).

Más de GatoEncerrado