Foto/Emerson Flores

14 familias de La Cuchilla quedaron sin vivienda tras la tormenta Amanda

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Emerson Flores

Emerson Flores

El 30 de mayo, a las 5 a. m., la quebrada El Piro desbordó su caudal y dejó a 14 familias sin hogar de la comunidad La Cuchilla, ubicada frente al centro comercial Multiplaza. Las pequeñas viviendas, hechas de lámina, no soportaron la fuerza de la tormenta Amanda y fueron arrastradas por la correntada. Las familias salieron con lo que llevaban puesto, sin poder rescatar sus pertenencias. Las pérdidas materiales y el temor de volver a vivir en una zona de alta vulnerabilidad, dejó a los habitantes de la comunidad La Cuchilla a la espera de respuesta por parte del Gobierno y de la Alcaldía de Antiguo Cuscatlán. El presidente Nayib Bukele aseguró que su gobierno ayudará a las familias que hayan perdido sus viviendas durante la tormenta, pero hasta ahora los habitantes de la comunidad no han recibido ninguna indicación.

La desarticulación del Sistema Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, y el enfoque histórico de los gobierno de otorgar permisos ambientales para construcciones a través del Ministerio de Medio Ambiente, ha provocado que las personas que viven en zonas de riesgo sean aún más vulnerables. Son más de 140 familias las que piden la construcción de un muro de contención en la zona de La Cuchilla o el traslado y la posibilidad de acceder a una vivienda digna.

Bajo la lluvia, frente al lugar donde su casa, Juan Manuel Mendoza espera un poco de ayuda para sobrevivir al desastre que dejó la tormenta tropical Amanda. Foto/Emerson Flores

Quince personas vivían en esta casa. Es la primera que está junto a la quebrada. Los daños materiales dejaron a la familia sin nada. Foto/Emerson Flores

La casa de Manuel alcanzó un nivel muy alto de inundación. Con dificultad, sacaron a los adultos mayores y a los niños, durante la tormenta. Foto/Emerson Flores

La familia de Freddy Mejía evacuó a como pudo. Bajo la lluvia, Fredy y sus familiares caminaron hasta la acera del centro comercial Multiplaza, para refugiarse. Foto/Emerson Flores

Freddy Mejía observa la pequeña ventana por donde sacó su abuela, durante la tormenta. Al final, toda la familia pudo evacuar, pero perdieron a dos de sus perros. Foto/Emerson Flores

Virginia Mejía visita su vivienda. La noche del 31 de mayo, tuvo que abandonarla con su madre y sus dos hijas. El agua inundó su hogar provocando la pérdida de sus muebles y electrodomésticos. Foto/Emerson Flores

Virginia Mejía afirma que, durante los inviernos, el río crece por causa de las lluvias, pero nunca había llegado hasta su casa. Pide a las autoridades la construcción de un muro para evitar las inundaciones en la comunidad o la posibilidad de acceder a una vivienda digna. Foto/Emerson Flores

Los habitantes de La Cuchilla habilitaron un centro de acopio en la casa comunal. La ayuda que reciben se reparte entre los miembros de la comunidad. Foto/Emerson Flores

Más de GatoEncerrado

Publicidad