“Dar gobernabilidad no significa decir sí a todo”: Mario Ponce

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Beatriz Benítez

Por Beatriz Benítez

Mario Ponce entra al salón José Matías Delgado, en la octava planta de la Asamblea Legislativa. Se disculpa por el retraso de más de una hora de lo pactado, a las 10 de la mañana del jueves 14 de enero. Antes de esta entrevista, atendió a otros medios de comunicación. Comentó que más temprano estuvo en el municipio de Suchitoto para grabar un spot publicitario, aunque, según afirmó, su campaña electoral es más territorial que de vallas, televisión o radio. “Yo soy campo, mi voto es personalizado, llego a la casa y platico con la gente”, comenta en esta entrevista con GatoEncerrado.

Ponce busca la reelección para un octavo periodo, cuando casi cumple 24 años de ser diputado de la Asamblea Legislativa. En su primer periodo, de tres años, fue diputado suplente por el departamento de La Paz y el resto los ha ganado como diputado propietario por Cuscatlán. Ponce viene de competir con la bandera del extinto Partido de Conciliación Nacional, que luego de ser cancelado en 2011 se convirtió en Partido Concertación Nacional (PCN). 

Las encuestas plantean que la próxima Asamblea Legislativa se pintará del cyan de Nuevas Ideas, que es el partido impulsado por el presidente Nayib Bukele. Pero, a pesar de tener más diputados que los demás, ese partido necesitará de otros para lograr mayoría. El PCN es uno de esos partidos que históricamente ha sido un aliado de los gobiernos de turno para lograr mayoría, como en la actual legislatura en la que su fracción vota dividida a favor y en contra de las iniciativas del Ejecutivo. El legislador asegura que, de llegar a ganar, no votará por iniciativas que atenten contra el marco constitucional. Afirma que la Constitución es la norma que le da el horizonte a seguir, un hecho que lo diferencia con el presidente de la República, Nayib Bukele. Ponce dice que su partido siempre ha buscado dar gobernabilidad, pero eso “no significa decir sí a todo”.

Cinco meses después de que Bukele tomó posesión, Ponce inició su periodo de año y medio en la presidencia de la Asamblea Legislativa  —noviembre de 2019— como parte de un protocolo que fue negociado entre Arena, PCN y PDC. Cuando Ponce asumió, Bukele dijo que iniciaba una nueva era en la que quedaba atrás la confrontación que mantuvo con el expresidente del Legislativo y diputado de Arena, Norman Quijano. Sin embargo, la relación de cordialidad entre los Órganos de Estado no duró mucho. “Este Órgano Legislativo da el ejemplo de cómo debe de funcionar el país, pero no somos correspondidos”, lamenta.

Ponce describe su paso por la presidencia como “un periodo bastante convulsionado”, ya que le ha tocado estar al frente de un Órgano Legislativo que ha interpelado a funcionarios y que aprobó medidas restrictivas de derechos durante la emergencia por la pandemia COVID-19.  “Creo que fue uno de nuestros grandes errores”, reflexiona Ponce, meses después.

En esta entrevista, habla de la situación financiera en la que encontró la Asamblea y de la contratación de más empleados en una institución que ya tiene sobrepasada su necesidad de personal. Además, explica cómo financia su campaña electoral: “El partido te presta el vehículo para que podás llegar a la diputación, pero el partido no te da dinero”, asegura. También deja clara su postura sobre el aborto y se define: “Yo soy un diputado provida”. 

Mario Ponce, presidente de la Asamblea Legislativa, habla desde la octava planta del edificio legislativo sobre su gestión y sus proyecciones de cara a las elecciones 2021. Foto/Emerson Flores

En los últimos 14 meses del periodo de tres años en la presidencia de la Asamblea, que ha compartido con el doctor Norman Quijano, ha habido una serie de acontecimientos como la interpelación a funcionarios, la intervención militarizada de Bukele y conocida como el “9-F”, la emergencia por la pandemia y el antejuicio al director de la Policía Nacional Civil. ¿Cómo ha sido dirigir el Órgano Legislativo en medio de todos estos hechos y con un presidente del Órgano Ejecutivo confrontativo, de constantes ataques a la institucionalidad, a los partidos políticos, en específico a Arena y al FMLN, y no tanto al PCN ni a Gana?

Ha sido un periodo bastante convulsionado, con mucha actividad política. Este Órgano Legislativo creo que nunca ha estado tan activo como en mi periodo; pero, eso es producto del estilo de gobierno de un presidente (de la República) que tiene otra forma de hacer las cosas: gobierna por Twitter, ordena por Twitter, deja todos los aspectos legales que ordena la Constitución y cree que un tuit es una orden. Entonces, se ha roto la legalidad, se ha roto el debido proceso de una acción política del aparato del Estado a nivel del Ejecutivo. A partir de ahí, prácticamente, este Órgano de Estado ha estado reaccionando ante las peticiones del Ejecutivo en materia presupuestaria, en materia de atender la pandemia. A este servidor le tocó en el periodo de una pandemia, en la que estuvimos y hemos estado activos desde buen rato, dando todas las herramientas jurídicas para poder atender a la población a través del aparato del Estado, dando los instrumentos jurídicos pertinentes, aunque para este tipo de eventos ningún país estaba preparado, no estaba preparado el Ejecutivo a través de su cartera de Salud, ningún presidente podía estar preparado para atender esta pandemia, ningún Concejo Municipal había vivido una circunstancia como esta y ningún congreso del mundo tenía conocimiento de cómo legislar alrededor de una pandemia. Pero, al final nos conectamos con el problema, dimos los decretos que en efecto hemos entregado al Ejecutivo, desde el decreto de emergencia y calamidad pública, del decreto que tiene que ver con la restricción de garantías constitucionales, que al final creo que fue uno de nuestros grandes errores, porque por ahí vinieron los abusos de autoridad en contra de los salvadoreños que se contagiaron en los centros de contención y retención. Eso permitió que aumentara o se multiplicara el virus, cuando podíamos haber aislado a la persona contagiada que había ingresado al país. 

¿Hay una mea culpa?

No, no, no, tal vez una mea culpa no, sino, como repito, nadie estaba preparado para esto; pero, se llegó hasta restringir las garantías constitucionales en vez de orientar los esfuerzos para hacer una campaña masiva para educar a la población sobre mantener medidas sanitarias, distanciamiento, aislarse de cualquier persona o separar a las personas contagiadas de las personas sanas. ¿Por qué digo que a veces uno se arrepiente de haber echado a andar medidas de restricción de garantías constitucionales? Porque ahí no solamente se afectó la libertad individual y colectiva de la población, sino que por ahí vino el contagio masivo. El virus no se proliferó o no se multiplicó de forma natural, las acciones del gobierno permitieron hacer que el virus se multiplicara. 

Además, abrieron la puerta para que el gobierno se saltara procesos de la LACAP (Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública) y se hicieran contrataciones que fueron irregulares, como contratos con empresas de familiares... 

En efecto. Mira, nosotros cuando damos los decretos, siempre pensamos en que las cosas, las acciones o los actos van a ser legales. El problema es cuando alguien, con el respaldo de una ley, va más allá de lo que la ley dice y cree que dar un decreto de emergencia y calamidad pública le permite hacer uso discrecional de los recursos. Eso es lo que no debe suceder, porque aunque tenga un decreto para poder invertir los recursos sin el control debido que existe, en un proceso como lo ordena la LACAP, el funcionario tiene que cuidarse y tiene que saber que hay provisiones donde no deben de existir involucrados familiares dentro de ese proceso de compras o tanto del bien o del servicio o la contratación. El funcionario sabe que no puede duplicar el costo de una obra o de un bien, tiene que ser lo más eficiente posible para invertir los recursos producto de los impuestos de los salvadoreños. Entonces, creo que al final, ese decreto lo que vino a hacer fue a dejar más a la luz el mal manejo de los recursos que tenían que haber sido orientados al combate de la pandemia y a tratar de salvar vidas.

En noviembre de 2019, cuando usted tomó posesión de la presidencia de la Asamblea, Bukele expresó que tenía la expectativa que con su liderazgo iniciaba una nueva etapa de relación entre los dos Órganos de Estado; sin embargo, con el paso de los meses parece que se esfumó esa expectativa ¿El 9-F marcó un cambio en la relación con el presidente Bukele y sus funcionarios?

En efecto. Creo que eso fue ya, digamos, lo que rebasó el vaso. No se podía permitir el rompimiento de la independencia de poderes que nos determina el artículo 89 de la Constitución, donde dice que son tres poderes y que cada poder tiene sus funciones; por lo tanto, ni el Órgano Legislativo puede invadir las funciones del Ejecutivo ni el Ejecutivo puede invadir las funciones del Legislativo, menos del Judicial. Pero, creo que lo que ha marcado la diferencia entre el presidente Nayib Bukele y este servidor, no es solamente el 9-F, sino que este servidor juró cumplir y hacer cumplir la Constitución ateniéndose a su texto, así juré. Por lo tanto, en el momento que el presidente (Bukele) se aparta del marco constitucional, por supuesto que yo no voy a estar en un ambiente o en un escenario donde se violente la Constitución. Pero, sí quiero decirle que este servidor ha colaborado para que el país funcione. A pesar de todo ese tipo de cosas, este servidor no es un diputado que ostentando el cargo de presidente busca generar ingobernabilidad; al contrario, me vieron defendiendo el préstamo de los $250 millones que ya había perdido el Ejecutivo, que era el préstamo con el BID. Ese préstamo no lo salvó el ministro de Hacienda, ni el presidente de la República, ni la canciller ni los jurídicos de Casa Presidencial. Ese préstamo lo salvé yo. 

¿Ese préstamo era para Fomilenio II? 

Esos $250 millones, el país los necesitaba para poder resolver aspectos fiscales, venía para apoyo a la caja fiscal. Que de ahí salió un monto para Fomilenio es cierto, de ahí salió para poder darle los $50 millones a Fomilenio, pero lo cierto es que este servidor está comprometido con los intereses de país, no con los intereses de amigos, de compadres, de familiares, no con los intereses particulares de ninguna índole. Y ahí le demostré al mundo y al país entero que mi compromiso es con los salvadoreños, no importa qué ideología profese, qué religión profese, había que resolver problemas de país y para eso me eligieron y para eso me pusieron este cargo: para ser constructor de acuerdos, para tratar de resolver problemas, no para crear problemas. ¿Qué más puede decir de eso? Han venido peticiones del Ejecutivo y he estado presto a atenderlas. Y esto lo voy a decir con mucha tristeza, no hay una correspondencia entre el Ejecutivo y el Legislativo. 

Es decir, usted siempre ha estado presto a recibirlos...

Este Órgano Legislativo da el ejemplo de cómo debe de funcionar el país, un Órgano abierto, dispuesto a buscarle la solución a los diferentes problemas que tiene nuestro amado país, pero no somos correspondidos. A manera de ejemplo, el presupuesto lo aprobamos a las 5:30 de la mañana del 24 de diciembre. Sabe que no quisieron recibirlo el 24 de diciembre, dijeron que las oficinas estaban cerradas. 

¿Y cómo califica esta actitud del gobierno?

Bueno, yo debo de entender que al final pareciera que el Ejecutivo en sí toma este tipo de acciones para hacerse sentir. Aquí ni el Órgano Ejecutivo es superior al Legislativo ni el Órgano Legislativo es superior al Ejecutivo. Somos órganos diferentes, con un papel totalmente determinado por el marco constitucional, en el cual nuestra labor es atender el llamado del Ejecutivo y atender otros temas de peticiones de organizaciones sociales, de sociedad civil, de tanques de pensamiento, iniciativas propias de los diputados, porque así funciona el Órgano Legislativo. 

Al inicio de la entrevista usted lo mencionaba, la gestión de Bukele ha sido marcada por violar derechos humanos durante la pandemia, por tener un corte autoritario y se han dado casos de corrupción; sin embargo, las encuestas indican que la gente le dará su voto para que a través del partido Nuevas Ideas tenga el poder Legislativo. ¿Por qué cree que la gente le quiere dar el control del Legislativo?

Te voy a decir dos cosas fundamentales en política: lo que ahora percibís, puede ser que mañana esa percepción haya desaparecido. La gente poco a poco está conociendo el comportamiento de este gobierno. Y es que las redes sociales están sirviendo también para poder demostrar que lo que está diciendo el gobierno no es cierto. Y es que hay un dicho que dice que una mentira repetida 100 veces es una verdad absoluta y ese es parte del juego de este gobierno. Repite una mentira 100 veces y la convierte en verdad ante la población. La gente está percibiendo o comprando una mentira. Está creyendo que esa mentira es verdad. Pero, poco a poco se está dando cuenta. Nosotros lo hemos dicho de forma reiterada: se manipula la información, se hace pasar como que los recursos del Estado son propiedad del gobierno central, cosa que no lo es, ellos administran el aparato del Ejecutivo, pero no son dueños de los recursos producto de todos los impuestos que pagamos los salvadoreños. El ejemplo claro está en no haberle transferido a los 262 municipios por 9 meses, ya vamos sobre 10, las transferencias del Fodes; eso es una orden constitucional, pero ahí se está cayendo en delito, la gente ya lo está percibiendo y la gente lo está diciendo. 

Ponce afirma que siempre ha tratado de colaborar con el Ejecutivo, pero no es correspondido. Foto/Emerson Flores.

Según las encuestas, Nuevas Ideas tendrá la mayor cantidad de diputados, pero es posible que para tener la correlación de mayoría calificada requiera de los partidos pequeños. El PCN siempre ha sido un partido aliado de los gobiernos de turno, pero no todos los diputados del PCN votan igual. ¿Cómo votaría usted en una próxima legislatura controlada por Nuevas Ideas? 

En primer lugar, tenemos que ver cuál ha sido el comportamiento normal del Partido de Concertación Nacional durante los últimos 15 años. El partido, es cierto, busca dar gobernabilidad, pero la gobernabilidad no significa violentar el marco constitucional o la ley, hay que diferenciar entre eso a lo otro. Por lo menos, en los gobiernos anteriores veíamos que la Constitución era el faro o era la luz a seguir o la ruta a seguir, ese era el camino. Dar gobernabilidad no significa decir sí a todo, dar gobernabilidad significa venir y apoyar aquellos proyectos que en efecto tengan sustento legal, sustento técnico, que resuelvan problemas de la población de forma concreta. Pero, asimismo, el partido también monta posición en no apoyar aquello que obviamente atenta contra los principios constitucionales. Si algo este partido ha tenido de alguna manera, digamos, en el pasado o en los acontecimientos recientes, es que siempre ha analizado su forma de votar. Y es que en el PCN, tú como diputada podés votar diferente siempre y cuando lo justifiques con tus argumentos, argumentos legales, argumentos técnicos. Aquí no es una orquesta que todos tocamos la misma canción y por una votación diferenciada de un diputado, de dos o de tres, sos expulsada o sancionada. Ahora, si se te ve una conducta bastante reiterada, tomás decisiones aunque sepás que esto es lo correcto; entonces, en ese momento, sí se empieza a revisar tu conducta, tu comportamiento, pero eso no ha sucedido porque el diputado o diputada del PCN vota de forma acertada sobre ciertos temas, justifica por qué va a votar. Y, en este caso, de esta legislatura, sí tenemos diferencias con algunos miembros del partido de cómo votar. 

Del PCN, ¿usted fue el único que votó a favor del Presupuesto General de la Nación?

No, también don Raúl Beltrán Bonilla me acompañó. Yo estoy totalmente convencido que mi papel era darle al país el instrumento, en este caso en particular, más importante de este año 2021, que es el presupuesto. Sin ese instrumento no hay forma de dinamizar las actividades del Ejecutivo en las diferentes áreas salud, educación, seguridad pública, inversión en obra física básica; por lo tanto, yo tengo claro: vamos a buscar cómo darle el presupuesto al país y de presto solo sale votando Arena, FMLN y el PDC, y yo que quien soy el que está pidiendo hacer un esfuerzo por darle el presupuesto al país vengo y me abstengo o me separo, es totalmente fuera del lugar. 

Sin embargo, he escuchado algunos comentarios de diputados de su partido que cuestionan, primero, cómo se aprobó, en la madrugada...

Pero, en este caso en particular, quiero decirte con el respeto y el cariño que le tengo a mis compañeros, no tienen la razón, porque había que tener presupuesto para el 2021 y había que arreglar la plana. Porque tal como lo había mandado el ministro de Hacienda, no había forma de defender ese presupuesto. Era un presupuesto que violentaba la Constitución, era un presupuesto que venía estructurado tan mal que tú no encontrabas una salida, era un presupuesto que traía un alto ingrediente ideológico y podría decirte un alto ingrediente de perversidad o maldad. 

¿Por qué?

Primero, no traía el financiamiento; segundo, venían ofrecimientos que no estaban financiados: bonos, escalafones, que no traían los recursos ahí; tercero, ellos sabían que difícilmente se podía aprobar ese presupuesto como ellos lo habían enviado. Vamos a crear escenarios posibles: ¿qué hubiera pasado si nosotros aprobamos el presupuesto tal como lo envió el ministro de Hacienda con $1,341 millones de financiamiento? Primero, vamos a partir de hecho que hubiéramos autorizado esa deuda, sin cambiar ningún rubro de ninguna cartera de estado; pues, un día después la Sala de lo Constitucional lo hubiera declarado inconstitucional. ¿Qué hubieran dicho los magistrados de la Sala? ¿Iban a aceptar tener menos del 6 % que le corresponde a la Corte Suprema de Justicia? Pero, también había dentro del presupuesto, la asignación del 10 % de los ingresos corrientes netos del Presupuesto General de la Nación orientados a las transferencias a los gobiernos locales que se llama Fodes, no venía. Tuvimos que venir y resolver. Igual, la ley de los veteranos es una obligación desde el momento que es ley y hemos reconocido ese beneficio para quienes obviamente sufrieron o fueron parte de un conflicto que desangró este país, había que presupuestar los recursos para financiar esa pensión que está en la ley. 

¿Es posible que esta legislatura saque una reforma a la ley de pensiones?

Tenemos que sacar una resolución, y se lo hemos dicho a la comisión: “comisión ad hoc, necesitamos aterrizar en una fórmula que nos permita mejorar el cálculo de la pensión de los obligados, no es posible que todavía se siga recurriendo a una fórmula en la cual los futuros pensionados sigan recibiendo el 15 % o 20 % de su pensión. Alguien va a decir: “¡Ah, es que hay que hacer reformas paramétricas!”. Posiblemente sí, posiblemente no. Hay propuestas de diferentes índoles, propuestas donde se ha dicho que solamente necesitamos modificar el salario básico regulador sin cambiar la fórmula del porcentaje y eso te va a permitir acceder a una mejor pensión. 

Pero, financieramente, ¿el sistema de pensiones es sostenible con esa propuesta?

Por eso es que hemos hecho la corrida de números y sí hemos logrado de alguna manera entender que el problema de las pensiones necesita urgentemente una revisión. Pero la pensión se pueden mejorar sin aumentar, sin hacer reformas paramétricas: ni en tiempo, ni en edad de retiro, ni en aumentar la cotización; ahora, si vos querés una pensión más sólida, más significativa que sobrepase el 60 %, ahí sí creo que tendríamos que hacer reformas paramétricas.

Retomemos el tema del papel del PNC en la Asamblea Legislativa. Por ejemplo, no participaron en algunas comisiones especiales que se crearon para investigar el manejo de fondos durante la pandemia y en la que decidieron llamar por apremio a algunos  funcionarios y que derivó en el antejuicio al director de la PNC. ¿A qué obedeció que el partido PCN decidiera no participar en las comisiones especiales? 

Esa es una pregunta que no te la puedo contestar yo, porque yo no soy el jefe de fracción, yo soy el presidente del Órgano Legislativo.

Pero, como diputado, ¿recibió alguna explicación?

Hasta este momento no. Esa decisión, que es política, solo te la puede responder el jefe de fracción, no yo. A mi me corresponde, de alguna manera, hacer que funcione el Órgano Legislativo, de conformar las comisiones especiales para investigar ciertos casos que rompen con el marco legal, por eso se crean las comisiones especiales cuando se está violentando la Constitución y la ley, cuando no hay transparencia en el manejo de la cosa pública. La Asamblea no crea comisiones especiales por deporte, la Asamblea Legislativa no crea comisiones especiales por hacer daño o por afectar a un gobierno o a un ministro. Para nada: crea comisiones especiales cuando el funcionario no quiere dar la información, no está siendo transparente, no se está apegando al marco constitucional y a la ley. Este servidor, cuando tomó la presidencia de este órgano de gobierno dijo: este servidor no quiere tomar decisiones discrecionales, serán decisiones colegiadas, por mayoría. Agarramos un Órgano Legislativo con un presupuesto aprobado, que no lo estructuré yo. Se aprobó en 2019 y me lo dieron ya aprobado. Tenía un déficit en la partida 51 (remuneraciones) de $1.5 millones. 

Sí…

Aparte de eso, encontré a una Asamblea Legislativa alquilando locales en (centros comerciales) Loma Linda y Las Azaleas, y ese costo por alquileres le costaba por un año el equivalente a $840 mil, los cuales yo no tenía recursos asignados en el presupuesto 2020. Eso te hacía un total $2 millones 340 mil. Y si a eso le sumás que los jueces de lo laboral me ordenaron reinstalar a 50, o 60, empleados destituidos en la administración Norman Quijano y que todavía les pagara tres salarios caídos. Con todo eso, el déficit con el que yo agarro esta institución subió a casi $3 millones. ¿Y qué hice? ¿Fui a pedirle recursos al Ejecutivo? No le fui a pedir recursos al Ejecutivo, esa era la salida más fácil. Empecé a analizar el presupuesto y empecé a dar prioridades, hay un conjunto de partidas presupuestarias que tenían que salir afectadas, pero que tenía que priorizar. Primero, corté de tajo boletos aéreos y pago de viáticos, de ahí trasladamos alrededor de $600 mil, $700 mil, para cubrir el déficit de la partida 51. Empezamos a recortar en bienes y servicios y, a manera de ejemplo, me voy al almacén y veo qué cosas dentro del inventario están ahí que obviamente se compraban en exceso. De un solo le recortamos al almacén en bienes el equivalente a $86 mil.

¿Compraban cosas que no ocupaban?

No. Te voy a poner un ejemplo, los que han gobernado esta Asamblea Legislativa y que se llenan la gran bocota de decir que son decentes y correctos, son los que (la Sección de) Probidad los ha tenido cuestionados por enriquecimiento ilícito. Este puesto de presidente no es para que nadie venga y se vuelva millonario o rico de la noche a la mañana, es un puesto más como diputado. El que venga y su patrimonio le crece desproporcionadamente es porque pueden estar pasando tres cosas: o es un profesional de primer nivel, bien pagado con sus honorarios por sus servicios profesionales para que acreciente su patrimonio; o  tiene el negocio de su vida o tiene la empresa más exitosa que le genera grandes utilidades; tercero, o hizo negociaciones ilícitas en este lugar que se llama presidencia de la Asamblea Legislativa o se sacó la lotería. Yo, solamente así creo que alguien puede de alguna manera venir y que se dispare su patrimonio de forma escalonada a llegar y presentar patrimonio por $3 millones. 

¿Qué irregularidades encontró al llegar a la presidencia?

Yo no le encuentro explicación alguna a que en esta Asamblea Legislativa en el pasado, como eran decisiones propias del presidente, tenía todo el poder absoluto, sus decisiones las tomaba a puerta cerrada, él solo planificaba su maldad, su perversidad. Me refiero a los que han salido cuestionados por enriquecimiento ilícito, que son dos expresidentes de la Asamblea (Sigfrido Reyes y Guillermo Gallegos). Imagínate aquellas negociaciones sobre adquisición de seguros, sobre compra de bienes; por eso es que nosotros dijimos: “vayamos y compremos en Bolpros”. En Bolpros vos vas, presentas lo que querés comprar y te llegan las ofertas a través de una pantalla y no le estás viendo la cara a quién está vendiendo, y hay ojos observando, las mismas autoridades Bolpros te dan fe que esa compra es lícita, es correcta, es transparente. Dijimos, nosotros vayamos a comprar a Bolpros, todo lo que se pueda comprar. Podés hacer alguna compra por libre gestión, pero que sea de urgencia. La Asamblea ha tenido el mismo presupuesto desde 2016...

Estaba revisando la ejecución presupuestaria. La Asamblea mantiene el mismo presupuesto, pero siempre modifican la partida 51 de remuneraciones para aumentarla y le cortan a otras áreas...

Dos cosas, primero porque no transparentaron el presupuesto, yo agarré un presupuesto no transparente. Yo tuve que hacer malabares, hoy sí he presentado un rubro en la partida 51 correcto, eso no se puede disparar.

¿Cuánto lleva asignado esa partida de remuneración?

El monto que siempre ha tenido. Revisá la ejecución 2020, 2019, 2018, no te va a cambiar, anda por $54, $55 millones. Ahora se lo dejo al próximo transparentado, no se puede cambiar, estar haciendo recortes en esta partida. ¿Por qué? Porque hoy dejo transparentado el gasto en relación al gasto en personal.

¿Hoy sí va el personal real que debería haberse incluido en los presupuestos?

Así es. Es correcto. Algo que decía uno de los cuestionados por los medios de comunicación y la población, es que el presidente Ponce vino y metió empleados partidarios a la parte institucional. Pero hay una diferencia, estos empleados ya tenían 10, o 15, años de trabajar acá, y sus salarios no son salarios exorbitantes y son personas que ni son familiares de este servidor, tampoco son mara cobra. ¿Ves la diferencia entre esa persona cuestionada, que él vino y puso a todos sus familiares en la Asamblea Legislativa, benefició a todos sus familiares, le acrecentó su patrimonio y trajo un montón de gente de afuera y les puso salarios elevados? Lo único que hemos hecho nosotros es darles un complemento del salario que ya tenían. Este servidor no vino a colocar ni a dar salarios exorbitantes ni andar beneficiando, quería eficiencia, quien se comprometió con este servidor se comprometió con la institución, porque era sacar a la institución con menos gasto y eso lo hemos demostrado si hacemos el análisis financiero, todo lo que nos ahorramos en no traer gente de afuera. En mi periodo, nos hemos ahorrado casi alrededor de $500 mil. ¿Por qué? porque esos salarios ya se pagaban acá, y eran costos que tenía la institución, solo hemos dado las complementarias.

Norman Quijano, expresidente de la Asamblea, cuestionaba que había personal innecesario en esta Asamblea.

Y eso es cierto.El doctor Quijano no te estaba mintiendo. 

Decía que no hacían nada.

No, yo no digo que no hacen nada. Yo lo que te quiero decir es que es cierto y ¿por qué es cierto? Porque hoy con la pandemia lo hemos demostrado. Nosotros con el 30 % del personal hemos estado funcionando y esta institución no le ha hecho falta nada. Pero la institución, tanto el doctor Quijano como yo ya la encontramos sobrecargada de personal. Y hubo un personaje que se excedió.

¿Está hablando del diputado Guillermo Gallegos?

Se excedió porque se gastó. En el presupuesto de periodo estaba el seguro médico privado y desvió el seguro médico para contratar personal. Lo mandó a la partida 51 y ahí fue donde se elevó el gasto. 

Mario Ponce se muestra positivo con relación a las elecciones de este año, pese a que las encuestas le dan pocas posibilidades al PCN. Foto/Emerson Flores.

También hablemos de: ¿cuál es su agenda legislativa y en qué tipo de leyes o reformas no votaría en la siguiente legislatura?

Yo no votaría por todo aquello que atente contra el marco constitucional, contra el marco legal. No votaría por nada en que nos coarte nuestras libertades individuales o colectivas, por nada que vaya orientado a callar medios, atentar contra la libertad de prensa, no votaría por nada que atente contra el debilitamiento del sistema democrático, no votaría por nada que violente el estado de derecho; pero sí votaría por todo aquello que fortalezca nuestra institucionalidad, que fortalezca nuestro sistema democrático, que transparente la función del estado en la cual podamos cortar con bisturí el cáncer que tiene este país desde hace buen rato: funcionarios corruptos que se roban el dinero del Estado, se enriquecen de la noche a la mañana con el erario público. Sí estaría dispuesto a combatir y a ser severo en ese sentido, porque no se vale que alguien ocupando un cargo público, con engaños, busque de alguna manera beneficiarse y hacer creer a la población que es una persona honesta, el honesto no solo tiene que decirlo del diente al labio, tiene que demostrar con hechos que es honesto; pero, vemos las cosas al revés. 

¿Usted tiene la solvencia de que sale limpio?

Yo te puedo asegurar como que 2+2 son 4, que ante Dios, a ti te puedo mentir, pero a Dios no, pero yo estoy haciendo las cosas como Dios manda y como la ley lo ordena. Es más, te puedo asegurar que renuncié a todo beneficio personal porque quiero demostrar que los puestos se pueden ejercer para resolver problemas de país y no para resolver tu problema personal. Aquí, en esta administración, te puedo asegurar que cualquier cosa o servicio que se haya comprado se ha apegado a la legalidad, y que este servidor en vez de venir y generar un ambiente no propicio a la transparencia, a la legalidad, ha abierto el órgano y ha demostrado que se pueden hacer mejor las cosas. Yo prefiero sacrificar el salario que me pagan los salvadoreños. Yo prefiero venir, irme a una ferretería, sacar mi tarjeta de crédito y comprar 20 focos e iluminar un pasillo, que hacer lo contrario a eso. Me critican el por qué yo convoco a veces a la junta directiva entre 11 y 1 de la tarde, pero yo los invito con mi salario.

Pero, a parte de diputado, ¿usted es empresario o tiene otros ingresos?

Yo no tengo gastos exorbitantes, soy un hombre sencillo, sencillo, sencillo, sencillo. Yo no soy la persona que obviamente vive de forma ostentosa y que lo vas a ver en restaurantes. No te voy a decir que cuando cumple años mi esposa no la puedo llevar porque se lo merece, es la madre de mis hijos, o que cumpla años uno de mis hijos, son mi tesoro, el tesoro más grande mío, lo que Dios me ha regalado son mis hijos. Entonces, el salario es suficiente y tampoco me voy a quedar pobre por invitar. Es decir, yo voy a poner esto de mi bolsillo para invitar, prefiero hacer eso a que digan “el diputado utilizó del fondo circulante para comprar comida para él”. Eso no va con este servidor.

Como político, necesita usar recursos para las campañas, ¿cómo se financia la campaña?

Bueno, si no tenés, ahorra tu salario y prestá. 

¿El partido los apoya financieramente?

No, el partido te presta el vehículo para que podás llegar a la diputación, pero el partido no te da dinero. Si vos te metés a correr por una diputación ahorrá, invertí tus ahorros o prestá.

¿Se ha endeudado para hacer la campaña?

Hasta este momento no, pero sí lo voy hacer en estos próximos días para cubrir los últimos días de campaña, porque ya me gasté todo lo que había ahorrado para la campaña. Hoy habrá que prestar para poder terminar el periodo de la campaña. Pero, nadie me puso una pistola en las costillas o un puñal en las costillas para que yo me metiera a esto.

¿Personas particulares o empresarios lo apoyan?

Este servidor, por principio, no le acepta dinero a nadie. Si tu vas a donar algo para la campaña de este servidor tiene que ser en especie, propaganda, todo aquello que obviamente sirva para campaña, dinero no. El dinero que va a gastar este servidor es el dinero que este servidor tiene y que ha ganado lícitamente, pero dinero de particulares no acepto y mis amigos lo saben.  Tampoco hay compromiso, porque si eso pasara, prefiero no correr por una diputación. Un diputado no puede estar atado a intereses particulares o a intereses de terceros, un diputado debe de estar comprometido en trabajar por el país y hacer las cosas correctas y resolver los graves problemas del país en las diferentes áreas que se manifestan los problemas; por lo tanto, no debe de existir compromiso alguno ni con grupos de poder para que las cosas obviamente funcionen bien. 

Mario Ponce se considera una persona "provida", dice que también está en contra del matrimonio de personas del mismo sexo. Foto/Emerson Flores.

El Salvador tiene temas pendientes en cuanto a género y diversidad sexual. ¿Cuál es su postura sobre la despenalización del aborto? 

En eso soy radical. Totalmente radical. Yo soy un diputado provida. Y quiero decirte que sí se puede salvar la vida, puede ser que esto tenga algún conflicto con algunos grupos que luchan por el aborto. Tengo un hijo que ahorita está cumpliendo casi 18 años y hoy que lo veo para mi es un milagro. A mi hermana la quisieron hacer abortar quien la embarazó, y yo tuve que ir a esconder a mi hermana y cubrí todos los gastos para que ella pudiera parir a su hijo. 

Pero, hay casos de violaciones o incluso en el que la vida de la madre está en riesgo o el feto ya no tiene posibilidades de vivir.

Ese es un tema que nunca vamos a estar de acuerdo contra los pro aborto, si no hay vida, pues no hay familia. El Estado debe de ser el protector de la vida. No podemos impulsar políticas o acciones, no importa el motivo por el cual se embarazó esa persona, tenemos que hacer que la situación de una mujer en ese estado debe de ser lo más natural. Si Dios le da vida a esa mujer para poder criar ese hijo, no importa cómo le dio a ese hijo, si viene con algunas deformaciones, porque hoy se puede con la tecnología determinar cuando un niño o niña va a nacer con algún defecto físico, se puede de alguna manera conocer cuando hay un alto riesgo para la mujer el hecho de que al momento de dar a luz a ese niño pueda estar en peligro la vida de la madre. Todas las madres se ponen en peligro al momento de dar a luz, todas. Hoy la tecnología, la ciencia, la medicina ha avanzado tanto que hoy no se pueden estar perdiendo la vida de mujeres por partos, esa es una estadística que quedó prácticamente que casi la llevamos a cero porque hay métodos para poder lograr que una mujer pueda tener a su hijo por otra vía, por cesárea. 

¿Cuál es su postura sobre el matrimonio igualitario? 

La base de la sociedad es la familia, la institución más importante de la sociedad es la familia y la familia la constituyen hombre y mujer. 

¿Está de acuerdo con una ley de identidad de género? 

(Respira). Como te digo, Todo lo que vaya en contra de la naturaleza obviamente voy a estar en contra. Las cosas naturales Dios las hizo así. Hombre y mujer para poder pocrear. No dijo hombre con hombre, mujer con mujer, si nos vamos a la parte religiosa. Si nos vamos a la parte natural, lo que hace crecer una población, hace crecer a una familia, hace crecer a un pueblo, hace crecer a un país, son las familias constituidas entre hombre y mujer, y así está dicho en la Constitución y así lo dice la Biblia. 

En la Asamblea Legislativa también está pendiente la aprobación de la Ley General de Agua. A su juicio, ¿cómo debería de estar conformada la autoridad hídrica y si está de acuerdo con que el sector privado forme parte? 

La discusión que ha estado alrededor de ese tema del ente rector y cómo debe de estar conformado es si este ente o esta administración nacional deba de tener más representación privada, o más representación del sector público o del gobierno. Ahí está la diferencia. ¿Qué es lo que de alguna manera ha detenido la aprobación? Ese es un recurso que si tu lo manipulás políticamente podés arrodillar a pueblos, a personas de forma individual y a pueblos enteros, porque el agua es vida, sin agua nadie vive. Entonces, ¿qué pasa con una instancia constituida donde quiénes conforman esa entidad está con mayor representación del gobierno y estos tienen una filosofía de venir y buscar un sometimiento? Imagínate con una instancia con mayor representación del gobierno sometiendo a las personas de forma individual, de forma colectiva, debilitando al sector productivo, porque todo se mueve con el agua. Imaginate todos los sectores sometidos con una instancia, con un pensamiento perverso, maléfico, para tratar de venir y obligar a través de manejar ese recurso y someter. ¿Qué es lo que pasaría? Debilitas la economía del país. Destruís los cimientos de la democracia, destruís el sistema de libertades, atentas contra la vida. ¿Cuál es el objeto de la ley de agua? El objeto no va en el sentido de que ahora aprobamos la ley y mañana ya te va a caer las 24 horas. Ese debería de ser el deber ser, pero la ley de agua lo que busca es que el recurso agua se distribuya de forma equitativa. 

Entonces, entiendo que usted está a favor de que el sector privado esté en el ente rector.

Sí, sí, pero en menor proporción. Ahora alguien me puede decir: “mirá, con este gobierno tenemos temor a que ellos tengan la mayor representación”. Pero, tenemos que darle la ley de agua al país y yo espero que se la demos antes de que termine esta legislatura y que sea una ley buena. Y, en esto, nos está acompañando la academia, yo quiero agradecerle a la UCA por el apoyo que ha dado, casi en la mayoría coincidimos y se ha demostrado que en el pasado el tema del debate de la ley de agua se tomó como una bandera política aduciendo que unos querían privatizar y que los otros no. Entonces, nunca ha existido ni las más mínima intensión de ningún diputado, y te lo puedo asegurar, ningún diputado de Arena, del FMLN, de Gana, del PDC ni del PCN de querer echar andar una ley privatizadora, porque eso no está en el radar de ningún diputado que conforma la Comisión de Medio ambiente y Cambio Climático.

¿Cuál es su posición si se intentara reactivar la minería en El Salvador? 

Ese tema ya es un libro que obviamente hemos cerrado, hasta este momento se ha demostrado que la minería más que bien nos hace más daño, porque quienes se llevan los metales preciosos son las trasnacionales y a nosotros solo nos dejan el daño. Lo que nos dan como regalías al Estado o pagan en concepto de tarifas, arancel, no corresponde al grave daño que se le hace a los cuerpos de agua, porque siempre la minería utiliza químicos que al final van a la profundidad del subsuelo, contaminan los mantos acuíferos y al final en este espacio tan reducido de 20 mil kilómetros cuadrados no nos podemos dar el lujo de permitir que se sigan contaminando a los ya contaminados ríos que tenemos por otro tipo de industrias.

¿El partido o usted tiene alguna propuesta para reducir las emisiones de carbono?

El país se tiene que subir tarde o temprano a los pasos que están dando los países desarrollados. Yo creo que Europa está dando algún ejemplo y nosotros vamos a alcanzar parte de ello. El uso de vehículos impulsados por productos contaminantes como el combustible que son productos carburantes que vienen del petróleo, hoy viene la nueva tecnología de los vehículos movidos por electricidad. Nosotros sabemos que tenemos una sobre carga de contaminación por el dióxido de carbono producido por los autos y especialmente por el transporte público. Aquí tenemos que ir pensando que a la vuelta de 10, 15, 20 años en que la flota vehicular movida por combustibles pétreos deba de disminuirse a la mínima expresión y que tengamos en 10, o 15, años un parque vehicular solo vehículos totalmente eléctricos. Ya Europa empezó y Estados Unidos creo que California va a empezar a cambiar en 5 o 10 años ya han cambiado ese parque vehicular. Tenemos que empezar por ahí. 

Más de GatoEncerrado