Foto/Nicolás Menjívar

“La gente ya no quiere ser esclava política del FMLN, (en Arcatao) hemos roto con el hielo”: Milton Monge

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

José Milton Monge Alvarenga es candidato de Nuevas Ideas para la alcaldía de Arcatao, en Chalatenango, uno de los municipios considerados bastiones del FMLN, que fue el partido en el que empezó su carrera política. Fue parte de las Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí" (FPL), uno los cinco grupos armados que conformaron el FMLN), coordinador municipal del FMLN y alcalde durante cuatro períodos, hasta que “los dueños del FMLN” le cerraron las puertas, según cuenta.

En un municipio históricamente ganado por el FMLN, Alvarengan dice que decidió competir  nuevamente, esta vez, con la bandera de Nuevas porque no había otra opción y porque es “el único partido democrático”. “Aquí no tenemos cúpula. Nuevas Ideas no tiene dueño, los dueños solo son los ciudadanos”, sostiene. 

Monge, de 51 años, se considera parte de la renovación política a través de Nuevas Ideas y señala que el partido es más fuerte de lo que imaginaba en el municipio. Al preguntarle si le conviene al país que Nuevas Ideas controle el Órgano Legislativo y Ejecutivo, responde tajantemente que sí, porque eso le dará gobernabilidad al presidente Nayib Bukele.

El candidato cree que militarizar la zona no revictimiza a las personas que perdieron a sus hijos o a un ser querido durante el conflicto armado. También, dice que la exigencia de abrir los archivos militares se ha manejado políticamente y que los hechos del 9-F en la Asamblea Legislativa no fueron un golpe de Estado. “¿Qué pasó ahí? No pasó nada(...) Él se sentó ahí, pero no pasó nada más. Ahí no hubieron (Sic) golpeados, no hubieron heridos”. 

Entre sus propuestas, asegura buscará solucionar el problema de conectividad del municipio y crear un cuerpo de agentes municipales de seguridad, aunque reconoce que no es una de sus principales apuestas. Además, denuncia que ha recibido amenazas durante su campaña y señala que su concejo municipal, de llegar a ganar, será el único que podrá trabajar con el gobierno, porque el FMLN en “cada reunión que hacen van solo a pelearse. No reconocen nada de lo bueno que nuestro presidente está haciendo”.

***

¿Cuál es su pasado político?

Yo anduve en la lucha. Milité en las FPL y en el FMLN. Ya fui alcalde por el FMLN en este municipio, también fui parte del primer concejo municipal del FMLN en este municipio en 1994. He sido presidente de la Adesco, coordinador municipal del FMLN, después ya alcalde. Ya prácticamente me retiré, bueno, no me retiré, me cerraron la puerta los dueños del FMLN, en este caso la Violeta Menjívar (exministra de Salud). Ella vino y dijo que ya no nos iba a dar la oportunidad de seguir con esa bandera y fue así que básicamente me obligaron a dejar mi carrera política y me apartaron del FMLN. Fui cuatro períodos alcalde (de 1997 al 2003 y de 2006 al 2012).

¿Usted cree que representa la renovación política que la ciudadanía exige y que Nuevas Ideas está vendiendo a nivel nacional con sus candidatos?

Pues, yo creo que sí , y eso lo demuestra la aceptación de la gente. Siento que la gente ya no quiere ser esclava política del FMLN, porque aquí hemos roto con el hielo. Cuando vino Tony Saca, en su campaña, le tiraron abejas de colmena, le rodaron piedras, etcétera. Hoy hemos logrado dar ese paso y Arcatao ha crecido en democracia, pero eso ha sido gracias a nuestro esfuerzo, porque sino seguimos secuestrados políticamente, que no podemos decir nada y solo vamos a agachar la cabeza de acuerdo a lo que dicen los líderes de allá.

¿Por qué decidió optar nuevamente por la alcaldía y por qué bajo la bandera de Nuevas Ideas?

Porque no había otra opción, la única opción aquí es esa y es el único partido democrático, porque aquí no tenemos cúpula. Nuevas Ideas no tiene dueño, los dueños solo son los ciudadanos, es el pueblo, y es esa la razón por la que estamos aquí y nos sentimos cómodos y agusto. En mi caso no me arrepiento, creo que ha sido la mejor decisión en mi vida. Lo medité muchísimo, lo pensé, pero gracias a Dios recibí el apoyo de mi familia, mis amigos y los militantes de Nuevas Ideas y eso fue lo que me motivó a seguir adelante, y ahora vemos como muchos ciudadanos están de acuerdo con nuestro proyecto. 

¿Cuánto es el presupuesto de su campaña y quién la está financiando?

Nosotros no estamos gastando aquí, por eso no hemos puesto ni colorido. Hemos comprado unas cuatro cubetas de pintura, con colaboración de la gente, eso andará por ciento y algo de dólares. El partido nos ha colaborado con unas camisetas, llaveros y unas pulseritas. No queremos hacer una campaña basada en el dinero, porque eso no tiene futuro. La gente debe de votar, creer en este proyecto, de amar y encariñarse de este proyecto, pero sin dinero, solo con la única convicción y con el deseo de que podamos hacer cambios en el municipio. 

¿Es fuerte el partido Nuevas Ideas en Arcatao?

Pues, sinceramente es más fuerte de lo que yo esperaba. 

¿No esperaba que fuera tan fuerte?

No lo esperaba así, porque ayer (19 de febrero) hicimos una caravana numerosa. Tenemos 210 afiliados, para las elecciones presidenciales anduvimos aproximándonos a los 400 votos. Somos la principal fuerza de oposición en este municipio. Nos sentimos agusto y sentimos la certeza de que vamos a ganar. Hemos hecho un sondeo y andamos por el 55 %; es decir, unos 900 o mil votos. 

¿A qué le va a apostar si llega a la alcaldía y cómo va a financiar sus proyectos?

Nosotros somos el único concejo municipal, y en mi caso el único alcalde, que va a estar trabajando de la mano con los diputados, con los ministros y con nuestro presidente.  Eso creo que es importante, eso nadie lo va a poder hacer acá, porque el FMLN solo va a pelear con ellos. Están acostumbrados a cerrar calles, a tomarse los puentes, tirar piedras, palos, en fín, etcétera. No van a poder trabajar de la mano. En nuestro caso, sí lo vamos a poder hacer porque estamos trabajando en coordinación con todas las instancias del gobierno y eso nos va a permitir hacer muchísimas obras, en este caso la reparación de las carreteras. 

¿Cuál es su obra emblema?

La obra emblemática en este caso son las vías de acceso, que están en completo abandono, es lo que la gente nos está pidiendo, no es tanto porque yo lo diga, sino porque la gente nos ha manifestado que cuando nosotros lleguemos a la alcaldía sean una de las principales apuestas de nuestro gobierno.

¿Cómo va a financiar eso?

A través de coordinación, porque nosotros que somos los que tenemos acuerdos, pláticas,  acercamientos ya con el Ministerio de Obras Públicas, con la Ministra de Desarrollo Local, y además de eso también el Fodes, que hoy será mayor la cantidad de dinero que vamos a recibir. Una de nuestras propuestas es: imagínese hacemos un convenio, el MOP nos manda una maquinaria y nosotros solo echamos combustible, y podríamos estar reparando los caminos por un par de meses.

¿Por qué dice que usted es el único candidato que va a poder trabajar de la mano con el gobierno?

Porque soy de Nuevas Ideas, como los ministros. 

Osea, ¿si llega a ganar el FMLN acá no va a poder trabajar con el gobierno?

Seguramente no, porque ellos solo lo critican. Cada reunión que hacen van solo a pelearse, no reconocen nada de lo bueno que nuestro presidente está haciendo; entonces, por eso nosotros somos los únicos y los demás solo lo que hacen es entrar en controversia con el presidente.

¿Cree que habrá la misma apertura de parte del gobierno con las alcaldías de FMLN como con la de Nuevas Ideas?

Yo espero que sí, pero lo que pasa es, fíjese que aquí le voy a poner un ejemplo: para la apertura de la calle de La Cañada, el Ministerio de Obras Públicas trajo una máquina, un tractor. Ese tractor  venía con el tiempo necesario y suficiente para trabajar en la alcaldía de Arcatao, ¿qué pasó? Que no lo quisieron aceptar, solo porque era del gobierno, del dictador, del no sé qué, no sé cuándo. No quisieron ni siquiera ponerle a alguien para que anduviera de guía. Al final, se tuvo que regresar la máquina. Para muestra un botón. Por eso me hace creer que hoy van a ser lo mismo, si es el mismo FMLN y son los mismos que van a estar gobernando.

En una de sus publicaciones usted decía que este es uno de los municipios más seguros del país, ¿es prioridad el CAM?

Tal vez no sea así como de las principales prioridades, pero al menos debe de haber...por lo menos en el municipio debe haber alguien. No va a estar la PNC cuidándonos a nosotros el edificio de la alcaldía municipal, ellos tienen otras ocupaciones que hacer. Tal vez no será un cuerpo de agentes municipales numeroso, pero tal vez dos, tres o cuatro agentes para que estén pendientes del cuido del patrimonio municipal. Tal vez no sea una de las principales prioridades o apuestas, pero eso lo podemos ir viendo en el camino.

Usted fue alcalde del FMLN, ¿por qué ahora se desliga tan rotundamente?

Porque los que me cerraron la puerta fueron ellos. Una de las cosas que me desilusionó tantísimo, es que...pues hombre, yo tenía la esperanza que el gobierno de Mauricio Funes hiciera los cambios, al menos que empezara con lo que hoy está haciendo el presidente Bukele, ¿pero qué sucedió?, que ese presidente del cambio o del buen vivir del que se habló, fue el buen vivir y fueron los cambios para ellos. Nosotros seguimos igual, muchos de los veteranos de guerra aquí no tienen una pensión digna, mientras que ellos se van y se roban más de $350 millones. Ese es el dinero que nos pertenecía a nosotros y hoy, en este tiempo, jamás pensé ver a un FMLN en luna de miel con Arena. La falta de democracia interna. Los dueños del partido le decían a uno lo que tenía que hacer y lo que no tenía que hacer, y si uno no lo hacía eso era motivo suficiente para que lo echaran a la “chingada”.

¿Cuando estuvo dentro del partido hizo algún tipo de sugerencia o reclamos?

Claro, yo hice los reclamos y por eso me apartaron.

¿Qué reclamó?

El tema de que hicieran la imposición de candidatos. Que vinieran y que nosotros no teníamos la oportunidad de elegir quién nos iba a representar como alcaldes o diputados. Eso estaba cocinado por ellos y eso sigue ahí. La famosa renovación del FMLN con Óscar Ortíz, si él es culpable de las pérdidas que ha tenido el FMLN. Óscar Ortíz ha sido vicepresidente y no podemos esperar mayor cosa.  

¿Le guarda rencor al FMLN?

No, para nada. Toda la gente aquí siguen siendo mis amigos, mis compañeros. Yo tengo familiares y amigos que los respeto mucho. Yo contra la bandera y la militancia no tengo nada. Estoy en contra de ese montón de sinvergüenzas que está allá arriba, de los dueños del partido, de esa cúpula que nos tiene como esclavizados políticamente.

Pero, ¿por qué quería tanto optar por un quinto período?, ¿no era suficiente estar cuatro?

No, es que la gente era. La gente estaba interesada en aquel momento en que yo participara, es más, yo hoy ni quería meterme en este rollo, pero la gente me lo ha pedido. El problema no era mío, yo tengo tengo de qué vivir, tengo qué comer en mi casa, pero ¿y si no lo hago yo, quién? Venir a enfrentarse con este montón de fanáticos aquí no es nada fácil. Me dicen cosas, llegan a mi casa a amenazarme. Se hacen pasar por borrachos, llegan a decirme que me voy a arrepentir, que por qué lo hice, que soy traidor, que debo estar fuera de aquí…pero eso no me detiene a mí. 

¿Nuevas Ideas ha sufrido algún tipo de violencia durante la campaña?

En el Barrio San José las pintas de nosotros las han borrado, le han tirado aceite quemado. Aquí porque estamos cerca de la policía (señala una pintura que está intacta), pero insultos, nos chiflan la vieja, como decimos en buen salvadoreño, nos hacen abucheos y hay muchas personas que son simpatizantes de nosotros y andan con la camisa roja porque les tienen miedo.

El gobierno no quiso abrir los archivos militares, se negó a cumplir una orden de un juez, ¿qué piensa sobre ello?

Yo no lo veo que se haya negado. Como dice el presidente, ahí hay secretos de Estado, que eso yo no sé qué será. Sin embargo, según dicen, esos archivos militares ya fueron destruidos. No me consta, ni le puedo decir porque eso ya no está a mi alcance. Esa es una situación que ya ellos tendrán sus razones o sus explicaciones. No lo sé.

Pero lejos de esto, se sienta un precedente en que la Fuerza Armada se niega a cumplir una orden de un juez, ¿no le preocupa eso a usted?

Pues, hay que ver el juez, también, con esa declaración hacia dónde va, porque si eso tiene una inclinación política, eso yo no sé. Ese tema se ha manejado políticamente, porque, pienso: ¿por qué no lo hicieron cuando en 10 años que estuvo el FMLN?, ¿por qué no lo hicieron cuando Arena?, ¿por qué esperaron tanto tiempo hasta hacerlo hoy?

Siento que no me responde, ¿le preocupa a usted que los militares no cumplan una orden de un juez?

Me preocupa, claro que me preocupa, si eso es así, me preocupa. Las autoridades civiles deben estar sobre las autoridades militares, pero que sean transparentes, porque a veces si eso se maneja con cierta inclinación política, lo que estoy diciendo de por qué no lo hicieron antes, eso deja mucho que desear.

¿Comparte usted las declaraciones que dio el presidente de que los alcaldes de Nueva Trinidad, Arcatao, San Ignacio y San Fernando colaboraban para que pasara el contrabando?, ¿Comparte la decisión de militarizar la zona?

Los militares están por lo de la pandemia, que se cerraron las fronteras. 

Cerraron las fronteras antes, después fue que dio la orden él para que vinieran más militares...

Aquí se detuvieron carros, con armas, narcotráfico...quiénes están implicados no sé, ni me interesa saberlo, pero de que se detuvieron carros, que  han decomisado drogas, esa es una realidad desde hace mucho tiempo.

¿No cree que mandar militares a estos municipios que fueron tan golpeados por la guerra es volver a revictimizar a toda la gente que perdió a sus hijos o a un ser querido?

Creo que debemos ser vigilantes de eso, porque de hecho no vamos a estar sin militares o sin policías. La Fuerza Armada, desde los Acuerdos de Paz, están en la obligación de salvaguardar todo el territorio nacional, nosotros no estamos exentos de eso, ni podemos decir: “no, ellos ya no van a venir aquí”. Ellos pueden venir a la hora que quieran, eso queda a criterio de ellos, porque estamos inmersos y  estamos dentro de las leyes de la República.

¿Fue golpe de Estado lo que ocurrió el 9 de febrero de 2020, cuando el presidente llegó con militares y se sentó en la silla del presidente de la Asamblea Legislativa?

Yo creo que no, de ninguna manera. Fue un hecho que no fue la primera vez que se dio. Si usted recuerda, Mungía Payés fue con un montón de militares a la Asamblea, lo único fue que cuando Mungía Payés fue, como eran los mismos de ellos y estaban organizándose, pero llegó un montón de militares, con helicópteros, etcétera.

Pero no se sentó en la silla del presidente de la Asamblea Legislativa....

Eso si no lo recuerdo yo, pero que estuvieron adentro un montón de militares sí, y fue Mungía Payés con helicópteros, etcétera. 

¿A usted no le preocupa que los militares lleguen a un órgano y que el presidente de la República usurpe la silla del presidente de la Asamblea Legislativa?

Sí, hasta la medida, pero, ¿qué pasó ahí? No pasó nada. Fue, se pudo haber sentado, porque él había convocado una sesión extraordinaria, no llegaron los diputados, él fue a la hora indicada, él se sentó ahí, pero no pasó nada más. Ahí no hubo golpeados, no hubo heridos, claro, si el presidente va hay un batallón presidencial que va a andar protegiéndolo, porque no iba a ir a meterse a un convento, ni a ningún lado, sino que va a meterse a donde están los que no quieren ni verlo.

¿Qué debe hacer el partido con los candidatos que están señalados por corrupción?

Primero hay que comprobarlo, porque mientras no sea la persona vencida en juicio, siguen siendo inocentes. El que está levantando la calumnia, el chantaje o la información que lo compruebe, no soy yo el que lo voy a comprobar. Si no se lo comprueba que lo demande por difamación, por chambre, por chantaje, etcétera.

¿Le conviene al país que Nuevas Ideas controle el Órgano Legislativo y Ejecutivo?

Yo creo que sí, porque eso le da gobernabilidad al gobierno de Nayib Bukele, y es lo que queremos. Hasta ahorita eso no ha habido. Ha habido esa confrontación, ese roce entre poderes del Estado, entre la Asamblea y el Legislativo. Yo creo que para darle gobernabilidad es bueno que tenga mayoría, creo que eso se va a dar en este nuevo escenario político, creo que Nuevas Ideas tendrá mayoría en la Asamblea Legislativa.

¿Y el sistema de pesos y contrapesos?

Pues, la democracia la hace el pueblo cuando todos participamos. Si el pueblo así lo decide, eso hay que respetarlo. Claro, la oposición juega un rol importante, pero eso está en manos del pueblo.

*Nicolás Menjívar es un periodista colaborador de GatoEncerrado en Chalatenango.

Más de GatoEncerrado

Publicidad

Publicidad