Bitácora Género

Organizaciones solicitan destitución del presidente del Consejo de Niñez por proceso abierto de violencia intrafamiliar

Diferentes organizaciones feministas y defensoras de derechos humanos salvadoreñas presentaron este 11 de octubre, Día Internacional de la Niña, una denuncia ante el Consejo Nacional de la Niñez, para solicitar la destitución de su cargo como presidente a Erick Dexahi Romero Mena, quien actualmente enfrenta un proceso por violencia intrafamiliar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Conferencia de prensa de organizaciones civiles para impugnar nombramiento del presidente del Conna. Foto/Colectiva Feminista

Por Ruth Zavala*

Por Ruth Zavala*

Once organizaciones de derechos humanos presentaron, este lunes 11 de octubre, Día Internacional de la Niña, una denuncia ante el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (Conna) para solicitar la destitución del cargo de presidente a Erick Dexahi Romero Mena, quien es procesado por el delito de violencia intrafamiliar en contra de su esposa e hijos.

El pasado 21 de julio, Romero presentó su renuncia al cargo de presidente del Consejo de la Niñez. Sin embargo, de acuerdo al acta de la sesión plenaria ordinaria de 2021, a la que GatoEncerrado tuvo acceso, los siete miembros propietarios del consejo directivo decidieron que Romero siguiera en funciones, "siendo respetuosos del principio a la presunción de inocencia (...) Sin perjuicio de dar seguimiento al desarrollo de los procesos legales que correspondan".

El artículo 43 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (Lepina) establece que los miembros del consejo directivo perderán su calidad "por haber sido sancionados en los últimos cinco años, en sede judicial o administrativa, por violación a los derechos de las niñas, niños o adolescentes o por violencia intrafamiliar". 

Sildania Murcia, representante de la organización Ni Una Menos El Salvador, manifestó que dicho artículo va en contra de la decisión del consejo directivo de mantener en el cargo a Romero.

“Nosotros no hemos encontrado evidencia de ningún proceso dentro del Conna que pueda definir que hubo un esfuerzo (por denunciar). Los esfuerzos los ha hecho la víctima en este caso, ante diferentes instituciones”, agregó Wilson Sandoval, del Centro de Asesoría Legal Anticorrupción en El Salvador (Alac).

En la denuncia, las organizaciones civiles señalaron que Romero enfrenta el proceso por violencia intrafamiliar desde 2015. La pareja llegó a un acuerdo, pero en el año 2020 los problemas aumentaron y la víctima volvió a interponer una denuncia en el Juzgado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres de San Salvador (Leiv).

El 13 de septiembre del año pasado, el Juzgado Leiv de San Salvador emitió una ampliación de medidas de protección para su esposa e hijos, porque Romero fue a la casa de las víctimas a gritarles y golpear la puerta, según consta en el expediente al que esta revista tuvo acceso.

Este no es el único proceso de violencia intrafamiliar abierto  por parte de un funcionario público en el país. GatoEncerrado reveló que el nuevo fiscal general Rodolfo Delgado, quien fue escogido sin el debido proceso e impuesto por la Asamblea Legislativa del presidente Nayib Bukele el pasado 1 de mayo, fue denunciado y procesado por ejercer violencia intrafamiliar.

Según datos gestionados por acceso a la información pública de la Policía Nacional Civil (PNC) gestionados por GatoEncerrado, de enero a julio de este año se han registrado 833 casos de violencia intrafamiliar, de los cuales 290 son mujeres entre la edad de 18 a 30 años. El departamento de San Salvador registró un total de 183 casos, convirtiéndose en uno de los más violentos para las mujeres.

La violencia contra las niñas también es una realidad con datos en alza en el país. Según el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos de Ormusa, de enero a julio de 2021 el Ministerio de Salud (Minsal) registró 109, 437 inscripciones de embarazos en mujeres de diferentes edades, de los cuales 11, 454 son niñas y adolescentes embarazadas de entre 11 a 17 años.

Angélica Rivera, de la Colectiva Feminista, explicó que casos como estos reflejan que en el país existe complicidad entre las instituciones estatales para permitir la violencia contra las mujeres y niñas. Las organizaciones defensoras también exigieron al Consejo de la Niñez destituir a Romero, con base en los compromisos internacionales en materia de corrupción, ética, derechos de las mujeres y derechos de niñas, niños y adolescentes.

*Con reportes de Karen Moreno

Publicidad