Bitácora del régimen | Día 14

Policía libera empleados de café tras presión en redes sociales

Los trabajadores del Café 1200 fueron detenidos por la Fuerza Armada y expuestos en fotografías sin camisa y de rodillas. Tras denuncias fueron liberados. Fotografía / Cortesía.

Por Xenia Oliva

A la 1:48 de la mañana del 9 de abril, una joven acudió a las redes sociales para denunciar cómo su familia y vecinos acababan de ser víctimas de detenciones arbitrarias en Ciudad Credisa, Soyapango.

 Ella relató que salió con su novio durante la noche del 8 de abril a recibir a un repartidor de comida cuando fueron detenidos por seis militares en su camino a la casa. Los obligaron a ponerse contra la pared, así como a su familia que salió cuando ella le pidió a su mamá que saliera a recoger la comida. Expuso que les quitaron los teléfonos y los estuvieron revisando por horas y que sacaron a todos los vecinos del pasaje a la calle principal y los tuvieron por dos horas contra la pared. Durante ese tiempo llegaron fotógrafos y camarógrafos que les tomaron votos y videos sin su consentimiento.

Cuando concluyeron el operativo se llevaron a su novio, a su padrastro y varios de sus vecinos, sin ninguna prueba en su contra y pese a los reclamos del resto de sus conocidos.

“Otros detenidos expresaron de su boca “los militares nos han sacado de la casa por pobres, esas fueron las palabras de los militares”. Son las casi 2:00 am del día 09 de abril 2022. Estoy en la delegación de Sierra morena Soyapango”, escribió ella.

Ella también denunció que en ese operativo detuvieron a cuatro jóvenes empleados del Café 1200, ubicado en el Boquerón, aunque los jóvenes iban con su uniforme de trabajo. La cuenta de Twitter de la Fuerza Armada los exhibió en una fotografía de rodillas, sin camisa y con el dinero que llevaban de su trabajo del día en el suelo frente a ellos, como prueba de que eran delincuentes. La joven retomó el tuit en el que también se estaban fotografiados sus vecinos para decir: “Esto es mentira, una gran mentira, ellos son los empleados del café 1’200, y mis vecinos QUE NO SON PANDILLEROS”.

En el tuit la Fuerza Armada había dicho: “Esta madrugada hemos ubicado a pandilleros y colaboradores que atentan contra la tranquilidad de los habitantes. Han sido entregados a la PNC”. Horas después de que la denuncia de la joven se compartió cientos de veces, la Fuerza Armada borró ese tuit, solo quedó el que habían publicado con anterioridad donde informaban sobre un operativo en Ciudad Credisa, Soyapango.

A eso de las 9:00 de la mañana, la página de 1,200 Café publicó un comunicado en el que expresaba que los colaboradores acababan de salir de su jornada de trabajo cuando “injustamente los bajaron del vehículo y sin aplicar el debido protocolo los llevaron detenidos sin justificación alguna”.

La empresa aclaró que las publicaciones en las que se les vinculaba con pandillas eran “totalmente falsas” y nuestro apoyo está con nuestros muchachos.

Casi a la 1:00 de la tarde, la joven volvió a compartir en sus redes que sus vecinos y su familia ya habían sido liberados después de casi 15 horas en las que estuvieron “colaborando” con las autoridades. “Todo esto es gracias a ustedes, por no callar y por estar acompañándome en difundir lo que este país está viviendo, es real y le puede pasar a cualquiera, incluso estando en su propia casa”, escribió.

Durante el día 14 del régimen de excepción, se realizaron distintas audiencias iniciales contra 163 de los miles de detenidos en estos días. El fiscal general, Rodolfo Delgado, informó que 162 de ellos seguirán en prisión y uno será liberado. “A solicitud nuestra. Las investigaciones demostraron que no es miembro de pandilla”, dijo.

El presidente de la República, Nayib Bukele, retomó el hilo publicado por el fiscal y por primera vez se refirió a las detenciones injustificadas, sin llamarlas así o emitir una disculpa pública. Bukele dijo que siempre habrá un 1 % de error.

“De los más de 8,500 arrestos (realizados hasta ayer), podemos esperar que también haya un 1% de error, es decir, 85 personas aproximadamente. Pero el otro 99% (+8,400) quedarán en prisión. Y eso sin contar todos los que sigamos capturando. Seguimos…”, escribió.

Bukele aseguró que el porcentaje de errores en capturas ha sido mayor al 1 % en el país. Sin embargo, no presentó estadísticas que demostraran su afirmación.  

“De hecho, siempre se capturó al inocente y nunca se tocó a los culpables. Ahora eso cambió. Pero en una operación tan grande, siempre habrá errores que corregir”, aseguró Bukele.

La PNC también informó que “un terrorista murió en el cantón El Salitre, Nejapa, tras atacar a nuestros agentes que patrullaban la zona”.

Pero al presentar las estadísticas de homicidios del día, no fue incluido y reportaron que el día cerró con cero homicidios.

Además, la Policía registró un total de 9,120 detenciones desde el inicio del repunte de homicidios el pasado 26 de marzo.

VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE