Bitácora del régimen | Día 91

UES se pronuncia por primera vez por las detenciones arbitrarias de sus estudiantes

En las afueras de cárcel de mujeres, en Ilopango, una madre denunció que su hija, Sofía Rauda, fue detenida arbitrariamente, pese a ser estudiante universitaria. Fotografía / Emerson Flores

Por Gloria Olivares

Después de 90 días de régimen, el Consejo Superior Universitario de la Universidad de El Salvador (UES) expresó su preocupación por los arrestos arbitrarios, en particular de sus estudiantes. 

A pesar de los distintos casos de violaciones a derecho humanos documentados por distintas organizaciones de sociedad civil y medios de comunicación esta es la primera vez que la única universidad pública del país se pronuncia sobre el tema. 

La decisión de emitir este pronunciamiento se realizó después de que la Asamblea Legislativa aprobara la tercera prórroga del régimen de Excepción, lo que implica que durará por lo menos 30 días más. El pronunciamiento de la UES fue emitido tras la sesión ordinaria del 23 de junio en el Consejo Superior Universitario y contó con 23 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones.

La Universidad de El Salvador pidió a los cuerpos de seguridad garantizar el libre tránsito de las y los estudiantes en su desarrollo académico y profesional, así como las actividades recreativas que se desarrollen en el ámbito personal, familiar y comunitario. 

“Las denuncias sobre las detenciones arbitrarias que circulan en diversos medios de comunicación social, entre los cuales se mencionan a estudiantes de la Universidad de El SAlvador, han generado temor y preocupación a varias familias y de manera particular en las familias de la comunidad universitaria, que dificulta la toma de decisión de realizar de forma presencial la continuidad de las clases”, expuso el Consejo en su pronunciamiento. 

Sofía Rauda es una de las estudiantes detenidas durante el régimen. Ella cursa la Licenciatura en Fisioterapia y Terapia Ocupacional en la Universidad de El Salvador, pero sus estudios se detuvieron el 7 de mayo cuando fue capturada en Aguilares bajo la acusación de pertenecer a agrupaciones terroristas. 

En su pronunciamiento la Universidad de El Salvador reconoció la responsabilidad del Estado de garantizar la seguridad pública, pero señaló que se debe respetar las garantías del debido proceso. “Si bien en un régimen de excepción tienden a restringirlas (las garantías), no las elimina como valores y principios de una sociedad civilizada en el respeto hacia los Derechos Humanos” expuso el comunicado.

Asimismo, insistió en que el combate a la delincuencia debe realizarse bajo un abordaje integral  que comprenda la prevención de la violencia, la rehabilitación y la reinserción social.  

Para finalizar, la institución educativa recomendó a su comunidad portar siempre su documentación personal y el Carné de identificación institucional (DUE, documento único estudiantil) para respaldar su pertenencia a esa institución. 

VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE