Bitácora del régimen | Día 100

El Salvador llegó a 100 días bajo régimen de excepción

Este día, una madre pedía ayuda tras la detención arbitraria de su hijo, Ángel Reales, un joven con discapacidad intelectual, que además padece de diabetes.

Fotografía / PNC

Por Xenia Oliva

Más de 44 mil personas detenidas, el inicio de la construcción de un megacentro penitenciario, la autorización de compras sin controles y con exención de impuestos, son parte de los hechos registrados durante los 100 días que ha durado el régimen de excepción.

Pero a esto también se suman los cientos de denuncias de detenciones arbitrarias y al menos 58 muertes al interior de centros penales. La sistemática violación de derechos humanos por parte de los cuerpos de seguridad ha llevado a que distintas organizaciones nacionales e internacionales hagan llamados de atención al Estado.

El pasado 23 de junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una audiencia para conocer sobre la situación en el país durante el régimen de excepción, pero el Estado salvadoreño se ausentó.

Mientras tanto, los distintos funcionarios, así como el presidente de la República, Nayib Bukele, han desestimado las denuncias y han acusado a las organizaciones que velan por el respeto de los derechos humanos de querer defender a pandilleros.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, ha adelantado que seguirán aprobando prórrogas al régimen de excepción las veces que sean necesarias. Bukele llegó a comparar que “en la guerra duró una década”.

Madre pide ayuda para liberación de joven con discapacidad intelectual

“El día miércoles pasado, mi hijo de 22 años, Ángel Reales, fue detenido arbitrariamente por miembros del Ejército, quienes lo sometieron y lo golpearon a pesar de no poner resistencia, a pesar de vivir en una colonia conflictiva y con tres meses de régimen de excepción mi hijo jamás se le había corrido a la autoridad”, así escribió Silvia G.

La madre del joven ha compartido su denuncia en redes sociales con la esperanza de recibir ayuda o lograr la atención de las autoridades gubernamentales para que su hijo pueda ser liberado.

De acuerdo a su denuncia, y a comentarios de su publicación, el joven es conocido en Santa Tecla, ya que por años ha ayudado a su familia en la venta de panes El Chele.

De acuerdo a su denuncia, y a comentarios de su publicación, el joven es conocido en Santa Tecla, ya que por años ha ayudado a su familia en la venta de panes El Chele.

El joven ya fue trasladado al centro penitenciario La Esperanza, Mariona, y su familia teme por su salud, ya que padece de diabetes desde niño y necesita medicación diaria.

Su madre también compartió documentos extendidos por la Asociación Teletón Pro-Rehabilitación (FUNTER) que indican que el joven recibía terapia educativa y que, de acuerdo a un diagnóstico, posee un cociente intelectual calificado como “muy bajo”.

“Mi hijo necesita su medicamento diariamente ya que sufre de bajones de azúcar, estoy desesperada, mi hijo es inocente y su récord está limpio”.

VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE