Bitácora del régimen | Día 104

Ulloa: "Siempre en una guerra habrá víctimas inocentes"

Félix Ulloa, vicepresidente de El Salvador, junto a Apolonio Tobar, procurador de Derechos Humanos, en el inicio del proceso de divulgación, análisis y debate ciudadano del proyecto de propuesta de reformas constitucionales en El Salvador. Fotografía / PDDH

Por Xenia Oliva

El vicepresidente de la República, Félix Ulloa, desestimó las denuncias por detenciones arbitrarias y muertes de privados de libertad.

“Esta guerra cuando la medís proporcionalmente con las fallas, los errores que pudieron haber cometido el balance es altamente positivo, por eso goza de amplio respaldo de la población”, sostuvo Ulloa.

Ulloa dijo que al hacer “un examen de proporcionalidad” comparando las más de 45,000 detenciones a escala nacional con las 2,673 denuncias recibidas por la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos (PDDH), estas denuncias “no es ni siquiera el 5 %”, estimó el funcionario.

“Cuanto tú tenés una operación con un 95 % de éxito sin duda la operación es correcta. Siempre en una guerra habrá víctimas inocentes, habrá daños colaterales que hay que corregir, no se justifica, pero en el bien supremo que se está pretendiendo proteger que es la vida, la propiedad, el trabajo del pueblo honrado”, reiteró Ulloa.

El vicepresidente llegó a decir que quienes en estén cuestionando al régimen de excepción deben tener cuidado. “Porque le están haciendo el juego el crimen organizado, a las pandillas, y es una actitud de traición al pueblo”, dijo. En este caso se refirió a periodistas, analistas políticos y “las llamadas instituciones que defienden supuestamente derechos humanos”.

Respecto a la continua decisión de las instituciones públicas de declarar reservada información que solía ser de dominio público, como las estadísticas de homicidios, Ulloa excusó la decisión diciendo: “cuando estamos en guerra contra las pandillas hay información que debe ser reservada. En un período de guerra, voy a citar las palabras de San Ignacio de Loyola, que dice que en una ciudad sitiada cualquier disidencia es traición”.

 Sobre su respuesta, el investigador de Human Rights Watch, Juan Pappier, señaló que Ulloa estaba usando una de las frases preferidas de Fidel Castro para justificar la falta de transparencia del gobierno, que era  “en una ciudad sitiada toda disidencia es traición”.

“Ninguna persona con un mínimo compromiso con la democracia diría semejante locura”, dijo Pappier.

VISITA NUESTRO CANAL DE YOUTUBE