Entrevista

La legislatura 2024-2027 tendrá una oposición diezmada y dividida

Por Cristian Meléndez

Febrero 28, 2024

La representación de los partidos políticos de oposición para la legislatura 2024-2027 quedó reducida a tres diputados, dos de Arena y una de Vamos. Juntos, los tres votos no alcanzan para aprobar nada en una Asamblea Legislativa que seguirá siendo controlada por el Ejecutivo salvadoreño a través del partido oficialista Nuevas Ideas. Para complicar aún más la situación de la raquítica oposición, los dos partidos no harán alianzas. Así lo dijo la diputada de Vamos, Claudia Ortiz, quien participó en la más reciente entrevista en vivo de GatoEncerrado, junto a la diputada de Arena, Marcela Villatoro.

Ortiz aseguró que asumirá el nuevo periodo legislativo en solitario y que no está dispuesta a hacer alianzas con los otros dos diputados de oposición, quienes son miembros de un partido con antecedentes de corrupción. En respuesta, la diputada Villatoro dijo que “el país necesita líderes que unan y no líderes que dividan”. 

Además de ser oposición política, la otra coincidencia que las dos diputadas tienen es que sus partidos y también ellas, personalmente, no apoyan la despenalización del aborto. De modo que el tema de los derechos de salud sexual y reproductiva quedará fuera de la agenda del siguiente periodo legislativo.

Ambas diputadas fueron reelectas para el período 2024-2027 en un proceso electoral viciado, que estuvo controlado por el partido oficial y en el que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no asumió su papel cómo máxima autoridad electoral. Expertos en materia electoral y transparencia han señalado que en las elecciones del 4 de febrero hubo “un fraude estructurado”, desde meses atrás, por la Casa Presidencial a través de sus diputados y los aliados para cambiar las reglas electorales a conveniencia de Nuevas Ideas.

Una de las reglas electorales que modificó el partido oficialista Nuevas Ideas fue el cambio de fórmula para el conteo de votos en las elecciones. El oficialismo sustituyó la fórmula “Hare”, que procuraba pluralidad en la Asamblea, por la “D’Hont”, que favorece al partido con más votos. 

El partido también modificó la cantidad de funcionarios a elegir. En la Asamblea Legislativa, disminuyeron los diputados de 84 a 60 diputados y en el mapa del territorio nacional redujeron de 262 municipios a 44. Asimismo, el oficialismo agregó el voto del exterior a los diputados de San Salvador. 

Este cambio de reglas, según analistas, se hizo bajo el cálculo electoral de mantener y concentrar el poder en las manos del partido del presidente Nayib Bukele.

Como consecuencia, la oposición quedó diezmada y casi desaparecida de la Asamblea. Incluso algunos partidos aliados del oficialismo, como Gana, fueron afectados. El FMLN, único partido de izquierda, quedó fuera de la siguiente legislatura. Este partido siempre había tenido representación parlamentaria desde 1994, cuando participó por primera vez en elecciones después de constituirse en un instituto político tras la firma de los Acuerdos de Paz. 

Para la diputada Ortiz, las elecciones del pasado 4 de febrero hicieron que su partido comience a ocupar el espacio de oposición, reducido, que dejaron partidos como el FMLN. De hecho, la funcionario destacó en la transmisión que su partido ahora representa el futuro de la política salvadoreña y que se ha posicionado como la segunda fuerza política, al menos en el departamento de San Salvador, donde el partido obtuvo 69,054 votos y ella alcanzó las 71,524 marcas.

“Hemos emergido como una fuerza política que puede dar en el futuro cercano de nuestro país, una alternativa importante para los salvadoreños”, aseguró Ortiz, en la transmisión de GatoEncerrado

A pesar de que la oposición en la siguiente legislatura será más escasa que en la actual, la diputada Ortiz afirmó que se siente optimista, aunque también está consciente de que ninguna de sus iniciativas o propuestas de ley será tomada en cuenta. De hecho, eso quedó claro el 22 de enero, cuando el diputado de Nuevas Ideas y presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, le cerró el micrófono en el pleno legislativo.

“No estoy de acuerdo con nada de lo que usted proponga”, dijo Castro a Claudia Ortiz, cuando la legisladora pretendía que se conociera la propuesta de reforma a la Ley de Regularización de Lotificaciones y Parcelaciones de COFOA.

Por su parte, la diputada Villatoro coincide en que el panorama en la Asamblea Legislativa no es nada alentador. Agregó que en la legislatura que está por terminar, su partido hizo 140 propuestas y que de esas solo dos pasaron a las comisiones, pero que ninguna fue aprobada.

El partido Arena obtuvo 55,049 votos en el departamento de San Salvador, y Villatoro logró agenciarse un puesto en la Asamblea con 40,249 marcas.

Villatoro reconoció que el instituto político al que pertenece debe hacer cambios importantes internamente para sacudirse el estigma de corrupción con el que carga. Agregó que esos cambios en la dirigencia ahora le competen a ella junto a Francisco Lira, el otro diputado de Arena que fue reelecto para la siguiente legislatura.

“Yo creo que definitivamente el partido tiene que hacer unos cambios necesarios. Lógicamente hay que esperar lo que pase el domingo con la elección de los alcaldes. Con el diputado Francisco Lira hemos estado en constante trabajo desde hace muchos años. Nosotros no venimos de ahorita. Hemos trabajado con las comunidades desde hace más de 20 años y el caso de Francisco también”, dijo la diputada.

Ortiz no hará alianzas con Arena 

La diputada Ortiz dijo fuerte y claro que para la próxima legislatura ha descartado hacer alianzas con Arena, el otro partido de oposición que sobrevivió en las elecciones.

“No. No vamos a hacer una alianza. Ya en estos tres años de legislatura intentamos coordinar un trabajo para poder hacer oposición de forma contundente e intenté articular eso y por diversas razones no fue posible. Entonces la determinación que tomamos fue hacer un trabajo de contrapeso propositivo por nuestra cuenta”, afirmó Ortiz.

La diputada añadió que esta decisión de no hacer alianzas con otros partidos se tomó desde antes de las elecciones, para evitar vínculos con partidos que hayan tenido “señalamientos de casos de corrupción”.

La legisladora también dijo que considera un error pensar que la oposición se limita a los partidos políticos que quedaron en la Asamblea Legislativa y añadió que el contrapeso también lo hace la ciudadanía organizada, el periodismo independiente y diferentes movimientos sociales, como los sindicatos, los gremios, las organizaciones ambientalistas, los que pelean por una pensión digna, los que luchan por una vida libre de violencia para las mujeres.

La reacción de la diputada Villatoro no se hizo esperar y abogó por respetar a todos los liderazgos de los partidos e impulsar un trabajo de unidad, en vez de construir en solitario un proyecto político.

“Ya se han hecho liderazgos mesiánicos que no son lo que la población necesita (…) En estos momentos el país necesita líderes que unan y no líderes que dividan. El país necesita personas que sumen. Yo no me puedo creer que soy reina de algo, porque no lo soy. Yo me debo a la gente que votó por mí y también a la gente que no votó por mí. Tenemos que tener claro que la única forma en que el país va a salir adelante es trabajando unidos todos por el beneficio del país”, dijo Villatoro, en la transmisión.

Proyecto político a futuro

Tras el triunfo de Ortiz, algunos analistas han comenzado a señalar que ella puede liderar un proyecto político que logre ser rival del oficialismo en las próximas elecciones presidenciales de 2029. Pero ella respondió que considera que este todavía no es el momento para hablar del tema, pero que de todas formas está dispuesta a liderar un proyecto que aglutine a los diferentes sectores sociales.

“El tema de si va a ser una candidatura mía o de alguien más, eso se va a definir en la medida que se vaya dando forma a ese proyecto de manera colectiva. Lo que sí puedo decir es que estoy dispuesta a liderar desde donde sea necesario (…) Este camino empieza y eso va a depender de la construcción colectiva, de muchos actores y no es el momento en este punto de pensar en ese tema”, expresó Ortiz.

Villatoro, mientras tanto, dijo que hay liderazgos internos en su partido que están dispuestos a liderar cualquier esfuerzo por recuperar la confianza de la población, como la alcaldesa de Antiguo Cuscatlán y candidata a la alcaldía de La Libertad Este, Milagro Navas.

“Milagro Navas, sé que es una gran  mujer, una gran trabajadora. Una persona que está en constante trabajo con la población y ese es su gran liderazgo. Si ella en un municipio tan pequeño ha hecho grandes cambios, qué no podría hacer en municipios como San José Villanueva o Zaragoza. Tenemos muchos liderazgos como el capitán Oliverio (Gómez) en Ataco, que ha hecho un excelente trabajo y que también vale la pena”, dijo Villatoro.

Un punto en común: ambas rechazan la despenalización del aborto

El conversatorio también sirvió para preguntar sobre temas que histórcamente han sido vistos como un tabú en el país y que nunca han encontrado el visto bueno de las legislaturas anteriores, como la despenalización del aborto o los derechos de la diversidad sexual.

Contrario a lo que que expresaron respecto al tema de las alianzas, en este caso ambas legisladoras coicidieron en que no están a favor de la despenalización del aborto, aunque aseguraron que eso no significa que le cierren la puerta al debate.

“Nuestro partido no comparte esa propuesta (despenalización del aborto). De hecho, no la acompañamos, pero hemos encontrado puntos en común como propuestas para la protección de la maternidad (…) Vamos no apoya la despenalización del aborto porque creemos que no es la solución más integral a problemas sociales que sí reconocemos que existen y que no los podemos meter bajo la alfombra. Existe la violencia social hacia niñas y adolescentes, creemos que hay que abordar las causas de esos problemas de una manera más integral”, explicó Ortiz.

“En mi caso no apoyo la despenalización del aborto, entiendo que es un tema importante como todos los temas dentro del país que deben ser discutidos; sin embargo es algo que nosotros como partido no acompañaríamos. Nosotros defendemos la familia y la vida desde el momento de la concepción”, dijo Villatoro.

Más de GatoEncerrado