Foto/Emerson Flores

El primer mes de la nueva Asamblea marcó la dinámica de obediencia al Ejecutivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Por Xenia Oliva

Por Xenia Oliva

Leonel Pacas

Leonel Pacas

La nueva Asamblea Legislativa, dominada por el partido oficialista Nuevas Ideas, ha cumplido su primer mes de gestión. Los diputados del oficialismo, y sus aliados, han trabajado de forma acelerada para decir sí a todas las peticiones del Ejecutivo. En sus primeros días han destituido a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al Fiscal General; han aprobado la negociación de millones de dólares en préstamos, aumentando la deuda a futuro del país; y han enviado miles de expedientes al archivo, incluyendo importantes iniciativas que habían implicado años de lucha de ciudadanos.

La primera plenaria de la nueva legislatura cumplió lo que ya se preveía, con creces. Desde antes de tomar posesión, analistas y académicos ya anunciaban una Asamblea genuflexa; es decir, la previsión era que los diputados oficialistas iban a seguir los lineamientos del Ejecutivo, dejando atrás la separación de poderes del Estado. El pronóstico político fue acertado, además de las destituciones de funcionarios y desmantelamiento del poder judicial, la nueva bancada inició su trabajo con aprobaciones millonarias de préstamos, como el solicitado para el Plan Control Territorial. Después de todo, fue por dicho préstamo que el presidente de la República, Nayib Bukele, llegó acompañado de militares y policías para tomarse las instalaciones del recinto legislativo el pasado 9 de febrero de 2020.

Los cambios en los modos de operar en la Asamblea no se hicieron esperar. Han priorizado iniciativas del Ejecutivo con dispensa de trámite; es decir, sin pasar por los debidos procesos de discusión, la nueva legislatura ha hecho alarde de su peso y ha aprobado todo lo que quiere el Ejecutivo. La oposición no solo es mínima, sino que en la mayoría de los casos tampoco tiene la oportunidad de tener la palabra en el pleno.

Los diputados de Nuevas Ideas también están bajo la orden de no hablar con periodistas. Durante las plenarias y sesiones de las comisiones no todos los diputados de dicho partido participan. En las distintas comisiones han decidido enviar a archivo aproximadamente 1,778 expedientes. Los diputados de Nuevas Ideas han alegado que se trataba de iniciativas “obsoletas”, sin embargo entre todos estos expedientes se han archivado propuestas como la Ley General del Agua, la Ley de Identidad de Género, la Ley de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos y la propuesta de despenalización del aborto en 4 causales, que han implicado años de trabajo de ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil.

En los primeros días, el acceso a la prensa a la Asamblea se quiso limitar, pero luego el nuevo presidente, Ernesto Castro, prometió que sí habría acceso. El primer mes también ha estado marcado por protestas y huelga de hambre de empleados de la Asamblea por los despidos, calificados por uno de los sindicatos como "arbitrarios". 

Este es un resumen de lo ocurrido en el primer mes de la nueva Asamblea Legislativa.

Más de GatoEncerrado