Torturar en nombre de Dios

En El Salvador hay algunas iglesias que torturan a las personas de la diversidad sexual bajo la idea de que necesitan ser libres del "demonio de la homosexualidad" para "agradar a Dios". Esas iglesias, por supuesto, no le llaman tortura a lo que hacen, sino que se refieren a estas prácticas como "exorcismos", "oraciones" y en algunos casos como "terapias de conversión". Este especial de GatoEncerrado aborda esta situación para explicar que en el país ocurren con frecuencia estos casos, pero ninguno ha sido judicializado. Para este especial, GatoEncerrado logró conocer la historia de tres jóvenes gays, quienes decidieron compartir sus historias. Sin embargo, las personas que sufren violencia correctiva pueden ser de todas las identidades de género y orientaciones sexuales diferentes a la heterosexual. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Créditos

Investigación: Mónica Campos

Edición: Ezequiel Barrera

Ilustración: Leonel Pacas

Publicidad