Bitácora de Género

65 % de la población LGBTI es discriminada por agentes municipales, según estudio

El “estudio de casos que evidencian la discriminación y violencia contra la población LGBTI en El Salvador”, realizado por Comcavis Trans y Ormusa, también señaló a la Policía Nacional Civil (PNC) como una de las instituciones que discrimina y ejerce violencia contra las personas  lesbianas, gais, bisexuales y trans.

Foto de archivo de una marcha del orgullo gay /Gabriela Méndez

Por Gabriela Méndez

Por Gabriela Méndez

Muchos salvadoreños se enfrentan a problemas de pobreza, violencia, delincuencia y falta de oportunidades de empleo, entre otros; pero esta realidad se vuelve peor cuando la viven las personas lesbianas, bisexuales, gais, transgénero o intersexuales. 

Así lo evidencia los resultados de un “estudio de casos que evidencian la discriminación y violencia contra la población LGBTI en El Salvador” presentado, el pasado 4 de febrero de 2022, por las organizaciones Comcavis Trans y la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (Ormusa). 

En este estudio de casos participaron 86 personas, 14 fueron a través de entrevistas semi-estructuradas y 76 virtuales, realizadas entre noviembre y diciembre de 2021.

Los resultados del estudio revelaron que las instituciones del Estado también son principales victimarias. El 65 % de los entrevistados aseguró haber sido víctima de discriminación por parte de cuerpos de seguridad municipal. La Policía Nacional Civil (PNC) también es otra institución señalada por discriminación y violencia a personas de la comunidad LGBTI.

Los resultados van en sintonía con un informe de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), publicado en 2021, que indicó que las personas LGBTI en El Salvador enfrentan “actos de tortura, trato inhumano o degradante, uso excesivo de la fuerza, detenciones ilegales y arbitrarias y otras formas de abuso; muchos de estos actos cometidos por agentes de seguridad pública”.

Otro de los resultados del estudio indicó que las personas que forman parte de la comunidad LGBTI empiezan a sufrir actos de discriminación y violencia desde la niñez. El 90 % de la población que participó afirmó haber sido discriminado por su orientación sexual o identidad de género y tan sólo el 10 % dijo no haber sufrido actos de discriminación.

El informe también evidenció que el 83 % fueron víctimas de violencia física, verbal, sicológica y sexual. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado que “las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex, se encuentran comunmente expuestas a situaciones de discriminación, violación de sus derechos humanos (…) en sociedades donde sus orientaciones sexuales e identidades, expresión de género o cuerpos no encajan con las normas culturales establecidas”.

Según Comcavis, la discriminación también afecta la permanencia de las personas LGBTI en el ámbito académico. Debido a actos de discriminación, muchas personas deciden retirarse de los espacios de aprendizaje porque se transforman en un ambiente hostil.

DATO

Porcentaje de estudio que realizan las personas LGBTI+

0 %
1° a 9°
0 %
Bachillerato
0 %
Técnico
0 %
Posgrado

El nivel académico es un obstáculo para conseguir un empleo, no importa la identidad de género u orientación sexual; sin embargo, para la población LGBTI es más difícil.  El 45 % de los participantes aseguró que estaba desempleado; el 21 % tenía un empleo ocasional; el 20 % contaba con un empleo formal; el 8 % posee un negocio propio, y el resto de la población, es decir, el 6 %, se dedica al trabajo sexual.

“Chicas trans que iban con su curriculum lo presentaban y  de entrada sin ver su currículum, sin saber su nombre le decían usted no. Es la negación total de la oportunidad laboral sin saber si esa persona tiene experiencia mucho más valiosa que otra persona” comentó la investigadora de Comcavis Trans, Rocío Ramírez. 

Sin ley de identidad

Una de las primeras acciones que realizó el presidente de la república, Nayib Bukele, al llegar al poder fue eliminar la Secretaría de Inclusión Social. La Dirección de Diversidad Sexual que era la encargada de la promoción de los derechos de la población LGBTI pasó a ser parte del Ministerio de Cultura.

Silvia Juárez, coordinadora del programa por una vida sin violencia de Ormusa, señaló que la decisión de cerrar la secretaría tiene impactos simbólicos y políticos, además evidencia que la población LGBTI no es prioridad.

El Salvador no sólo tiene al presidente más “cool” del mundo, sino a uno de los más conservadores en cuanto a temas de género y LGBTI. El pasado 17 de septiembre de 2021, tras la propuesta presentada por Félix Ulloa para reformar la Constitución, Bukele cerró de manera absoluta la posibilidad de reconocer los derechos de la población LGBTI+ y la interrupción del embarazo.

Las organizaciones, además, han demandado la aprobación de una ley para que a las personas transgénero y transexuales se les reconozca el nombre adecuado a su identidad y expresión de género. El 20 de agosto de 2021, la Mesa Permanente por una Ley de Identidad de Género presentó a la Asamblea Legislativa una propuesta actualizada de una Ley de Identidad de Género, después que la primera fue enviada a archivo por los diputados de Nuevas Ideas al asegurar que era “obsoleta y no estaba de acorde a la realidad”. Seis meses después, la Comisión de la Mujer, en su mayoría está integrada por diputadas de Nuevas Ideas,  no ha estudiado la propuesta. 

Claudia Ortiz, diputada de Vamos, dijo a GatoEncerrado que la Comisión de la Mujer está evitando tomar una decisión respecto a la propuesta de ley de Identidad de Género. “Si no les interesa, hubieran agendado y hubieran dictaminado desfavorable. Si les interesa, la hubieran agendado en el momento que ingresó, ya que la comisión no tenía ningún otro expediente y hubiéramos analizado el tema”, expresó la diputada.