Bitácora Justiciómetro

Gobierno ignora a familias de víctimas en proyecto de remodelación en El Mozote

Familiares de víctimas y sobrevivientes de la masacre de El Mozote y lugares aledaños denunciaron que la recién creada Dirección Nacional de Obras Municipales (DOM) llegó el pasado 4 de marzo para empezar obras en el sitio, sin haber realizado un proceso de diálogo y consulta. 

El Mozote. Foto/Emerson Flores

Por Ruth Zavala

Por Ruth Zavala

El gobierno del presidente Nayib Bukele inició obras de remodelación en la plaza central y áreas memoriales del caserío El Mozote, al norte del departamento de Morazán, sin haber realizado un proceso de diálogo y consulta con los familiares de víctimas y sobrevivientes de la masacre ocurrida el 11 de diciembre de 1981.

“Para nosotros, familiares de víctimas de El Mozote y lugares aledaños, ese es un lugar santo, ya que ahí se derramó la sangre de miles de campesinos (…) Es preocupante que alguien, por tener un estatus alto, quiera pasar sobre las víctimas y todas las comunidades sin consultarlo”, denunció Óscar Leonel Tobar Claros, presidente de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote (APDHEM), en una conferencia el 8 de marzo.

El gobierno ha negado que tocará los monumentos, pero en las redes sociales publicaron renders y diseños digitales que muestran modificaciones considerables en la zona, comentó David Morales, abogado de Cristosal. Agregó que tocar los sitios sin consultar a las comunidades e ignorando a la asociación que representa a las víctimas “es una instrumentalización con propaganda gubernamental”.

 

El 4 de marzo, el director ejecutivo de Obras Municipales (DOM), Álvaro O’Byrne, junto al alcalde Justino Vigil, llegó al lugar para empezar con la ejecución del programa de remodelación en El Mozote, que fue prometido por el presidente Bukele el 11 de diciembre de 2021 en una visita al caserío. 

El mandatario aseguró que la DOM invertirá $28 millones en El Mozote y lugares aledaños. “Vamos a intervenir 15 mil metros cuadrados y vamos a beneficiar a cinco caseríos. Vamos a restaurar todo lo histórico, la iglesia, el memorial. No vamos a botar lo histórico sino que lo vamos a restaurar “, sostuvo Bukele.  

Según información difundida por la DOM, el proyecto se desarrollará en 5 o 6 fases. La primera fase consistirá en la remodelación de la Plaza Memorial, Jardín de Reflexión y la iglesia parroquial, con una inversión de $680 mil.

Los habitantes del lugar confirmaron a esta revista que la DOM inauguró el proyecto; sin embargo, ante el descontento de las víctimas, detuvieron las obras. José Cruz Vigil del Cid, vicepresidente de la asociación, aseguró que volvieron a colocar las rocas removidas.

Conferencia de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote (APDHEM)

Gobierno irrespeta resolución de la CIDH

Los integrantes de APDHEM, además, expusieron que el gobierno irrespeta los sitios “sagrados” para las familias e incumple una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de 2012, en la que manifiesta que las víctimas y sus representantes deben tener conocimiento de todas las formas de reparación. 

Vigil manifestó que El Mozote es un lugar donde las personas llegan a escuchar lo que ocurrió durante el conflicto armado. Además, dijo que el lugar debe conservarse tal como está porque en 2012 fue declarado patrimonio cultural. 

Mauricio González, coordinador de Tutela Legal y querellante en el caso Mozote, informó que el caso fue notificado a la CIDH y que dicha comisión ya notificó al gobierno que está evaluando las acciones presentadas por Tutela Legal. Sostuvo que ordenó al Estado salvadoreño que a más tardar el 22 de marzo de 2022 proponga una fecha para reunirse con las víctimas y sus representantes, por los medios que estime apropiados. 

David Morales, abogado de Cristosal, explicó a GatoEncerrado que los procesos de reparación deben construirse en diálogo con las víctimas; de lo contrario, se estarían realizando obras vacías que no representan la identidad ni la memoria de las víctimas. Asimismo, señaló que la reconstrucción estaría alterando obras que han sido construidas por la comunidad y que representan la lucha por la justicia. 

Los habitantes y familiares de las víctimas dijeron que están dispuestos a crear una mesa de diálogo con el gobierno para que les explique sobre la reconstrucción y se comprometa, por escrito, que los monumentos históricos no serán parte del proyecto. 

O’Byrne aseguró que los habitantes de El Mozote están satisfechos con el proyecto y que los “pequeños grupos” de personas que están “atacando” las obras no pertenecen a la zona.