2   +   5   =  

Por Wendy Hernández

GatoEncerrado está buscando a los candidatos a la presidencia o vicepresidencia 2019-2024 para que expliquen sus propuestas en el tema ambiental. ¿Qué tanto les interesa el medio ambiente? ¿Cómo piensan lograr lo que proponen? ¿Cuánto piensan invertir? ¿De dónde van a sacar ese dinero? son algunas de las preguntas que les estamos haciendo. 

El primero en aceptar la entrevista fue el candidato a la vicepresidencia  del partido VAMOS, Roberto Rivera Ocampo. Nos atendió en la cocina de la casa de campaña, ubicada en la colonia San Francisco, donde también hace los Facebook Live junto a su compañero de fórmula Josué Alvarado.

Lo primero que nos dijo es que el tema ambiental es uno de los más importantes en su plataforma de gobierno. Esa plataforma, por cierto, todavía no ha sido lanzada (al menos hasta la publicación de esta entrevista). Luego nos comentó algunas de las propuestas, que tienen que ver con el agua y saneamiento. Así como atender de forma diferenciada y por sus necesidades a la zona urbana y rural del país. 

Para cumplir con sus planes, Rivera Ocampo dice que necesitaría al menos $400 millones, que sacaría de la partida de fondos reservados de la presidencia y de recortar gastos en varios rubros del presupuesto general de la nación. 

Antes de todo, nos gustaría que nos explique cómo es que trabajaron sus propuestas en el tema medioambiental…  ¿Cómo llegaron a la conclusión de que sus propuestas son las que resuelven los problemas ambientales? ¿Cómo saben que han identificado correctamente el problema para luego hacer propuestas?

Una de nuestras grandes preocupaciones es que el país se pueda desarrollar de manera sustentable. Bien sabemos que hay una degradación ambiental que nos pone, incluso, dentro de unos de los ranking internacionales como uno de los países más vulnerables en el mundo. Tanto porque se ha deforestado bastante, sobre todo en la cuenca de los ríos y los suelos están bastantes contaminados. Para nadie es un secreto la situación actual en materia de medio ambiente, es decir, no hay que hacer grandes análisis, pero sí estamos leyendo todos esos informes que anualmente se sacan para darnos una idea real de lo que tenemos que empezar a revertir. Por ejemplo, hemos estado conversando con el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV) y son los insumos más actualizados que podemos tener sobre la situación ambiental acerca de lo que ya se está proponiendo.

Con esos informes que dice que han leído, díganos: ¿Cuáles son las propuestas puntuales de VAMOS?

Con el equipo encargado de la formulación del plan hemos analizado el informe de monitoreo del CONASAV. Una de las primeras cosas que estamos proponiendo es darle continuidad al CONASAV. Pero no solo eso, también pensamos consolidarlo y fortalecerlo de tal manera que yo, de ser electo vicepresidente, me pondría al frente de este tema. Por la sencilla razón de que creemos que apostarle al tema medioambiental es apostarle a la vida.  Nosotros somos defensores de la vida, no solo de la vida humana, sino también de la vida silvestre, fauna y flora, porque creemos que eso es lo que nos va a salvar en determinado momento. Por otro lado, yo ya he trabajado en este tema. En un momento de mi vida fui el director ejecutivo del Fondo Ejecutivo Ambiental de El Salvador. Fue un paso fugaz por la administración pública. Además, tengo una sensibilidad por el tema y quisiera ponerla al servicio de mi país.

Además de darle continuidad al CONASAV ¿Cuáles son las demás propuestas?

Nosotros no estamos proponiendo un plan para cinco años, sino más bien para 20. Es decir, de aquí al 2040. ¿Pero por qué el 2040? Esto tiene una razón, una explicación científica. Es que en ese momento vamos a estar en una etapa crítica en el desarrollo del país, porque la pirámide de la población se habrá invertido y para ese momento debemos estar preparado. Para ese momento ya tendremos cambios medioambientales, que si no hemos previsto nada pueden ser desastrosos para la economía y las vidas humanas. Partimos de ese horizonte temporal y de imaginarnos un mapa del país, donde tú tienes el cómo está el desarrollo actual y cómo debería de estar en los siguientes 20 años. Entonces uno se imagina la inversión que debemos hacer tanto en infraestructura gris, digital y verde. De eso casi nadie habla y debemos ver cómo garantizar los recursos naturales para que estos existan en el 2040 y así ver cómo construimos equilibradamente el desarrollo de este país.

Explíquenos, entonces, qué van a hacer para implementar ese plan hasta 2040…

Puntualmente tenemos dos ámbitos de intervención en materia medioambiental. Una tiene que ver con el ámbito rural y el otro con el ámbito urbano. Cada uno atendido de manera separada, pero conscientes de que hay una interconexión y que no pueden estar disociados, y que no pueden estarlo porque el campo produce para nosotros todo lo necesario para la vida: produce oxígeno, agua, energía y alimentos.  En la ciudad es donde se está generando la mayor cantidad de trabajo y es la fuerza más productiva, por eso debemos equilibrarlo. Nuestra gran propuesta por el campo tiene que ver con proteger recursos como el agua, el aire y realizar apuestas en ese sentido. Por ejemplo, recuperar ríos tan importantes como el Lempa, que es la mayor fuente de riqueza de este país, ya que ahí se produce mucha energía. Además, los agricultores y productores dependen del Lempa y también quienes estamos en la ciudad. Este es un reto importante que debemos hacer porque hay que reforestar la cuencas, los cauces. Ahora es solo un ejemplo, pero debemos hacerlo con cada una de las cuencas, micro cuencas, lo que implica hacer una inversiones aquí en la ciudad para no contaminar esos ríos. Nosotros haremos la mayor inversión en la historia de este país en agua y saneamiento básico.

Eso quería preguntarle, ¿Cuánto piensan invertir? 

Este eje del agua y saneamiento tiene como base estudios que hemos realizado y estos nos dicen que con $200 millones podríamos cerrar la brecha a nivel nacional de carencia de agua y con otros $200 millones podríamos cerrar la brecha de saneamiento tanto a nivel urbano como rural y aquí podemos hablar de ¿cómo?

Exacto, ¿Cómo lo van a lograr?

Pues hay diferentes sistemas, no todo es ANDA, pero de lo que sí estamos seguros es que hay que transformar esta institución que hoy por hoy es la principal proveedora del servicio.

A ver, pero para ir en orden y disipando algunas dudas que surgen en medio de lo que nos va diciendo… Cuando usted nos hablaba de recuperar el río Lempa, nos surgió la duda de cómo lo hará, tomando en cuenta que el río pasa por Guatemala y Honduras. ¿Ha considerado realizar esfuerzos en conjunto con países vecinos para recuperar el Lempa?

Yo entiendo que sí han existido pláticas, pero que no han llegado a nada, si no ya lo sabríamos. Independientemente del estado actual de las negociaciones y acuerdos entre los tres países, a nosotros nos interesa liderar ese esfuerzo, porque somos de los más afectados, pues al final aquí termina el cauce del río Lempa. A nosotros nos interesa ir aguas arriba para saber qué está pasando con en ese río, que es fuente de crecimiento económico y de agua para mucha gente tanto como uso humano y riego.

Ahora, volvamos al tema de la inversión ¿De dónde van a sacar ese dinero?

Bueno si hay dos expresidentes que encontraron $300 y $350 millones, pienso que nosotros podemos encontrar en cinco años $400 millones para cerrar esa brecha. La lógica nos dice que tenemos combatir la corrupción, pero también tenemos otras medidas que estamos analizando precisamente para tener suficientes fondos disponibles para todo lo que estamos proponiendo en los próximos cinco años.

Los expresidentes encontraron ese dinero en la partida de fondos reservados, ¿Ustedes de ahí sacarían ese dinero para el tema del agua?

Esa es una fuente, porque todavía hay mucho despilfarro y gastos superfluos, no solo en la partida secreta o de gastos reservados. En el análisis que hemos hecho del proyecto de ley de presupuesto hemos encontrado bastante cosas, hace poco se hizo público el hecho que los diputados tienen seguro de vida y bono… yo me pregunto si esa es la prioridad de los salvadoreños que estamos pagando impuesto, yo te aseguro que no. Entonces aparte de eso, tú estás viendo ahora en todo los canales de televisión campañas de publicidad del gobierno para trasladar los logros de su gestión, yo pienso que si has tenido logros eso te lo podrías ahorrar e invertirlo donde realmente es prioritario.

¿El gasto de publicidad del Gobierno ustedes lo reorientarían al medio ambiente?

Al medio ambiente y  a otras necesidades que tienen que ver con educación y salud, porque sucede que no estamos invirtiendo en agua y saneamiento, pero queremos más presupuesto para salud cuando la prevención de las enfermedades deberían de ser la prioridad. Por eso una de nuestras apuestas tiene que ver con el campo y el tema económico. La gente en el campo se está muriendo de hambre, porque es presa de los coyotes y de la misma ALBA alimentos, quienes regalan el paquete agrícola y están obligados a venderle su producto al precio que ALBA ponga. Por esta razón proponemos una plataforma a disposición de los agricultores, productores, pescadores que le ayude llegar desde el campo hasta el consumidor final. Hay aplicar tecnologías adaptadas y respetuosa del medio ambiente para que podamos tener cosechas todos los años.

En cuanto a la tecnología ¿tienen un estimado de cuánto sería la inversión?

En términos de tecnología se habrá que profundizar más en el análisis, porque no es lo mismo allá en Morazán, La Unión, Ataco o las tierras altas de Ahuachapán. Dependerá de conocer el tipo de producto. El inicio está en ¿cómo analizar el potencial de los territorios para que su producción sea eficiente? No es necesario hacer las grandes inversiones tecnológicas, sino muchas veces tiene que ver con la disponibilidad de agua. Por ejemplo, Josué (Alvarado) es agricultor que hace maíz, él saca alrededor de dos cosechas al año si tiene suerte, pero al introducir tecnología está sacando de cuatro a cinco porque introdujo tecnología de riego eficiente. Nuestra apuesta no es solo maíz, frijol, maicillo, a los pescadores también le estamos ofreciendo una plataforma parecida para que mejore la calidad de vida del productor, pescador y de todas las personas que están allá produciendo lo que nosotros nos comemos. Todo esto tienen que pasar por energía y la innovación, también se debe mejorar en la calidad porque ese es uno de los factores que están deteniendo al productor local en el tema de mercado.

Siempre en el tema de la tecnología ¿ustedes se han reunido con algún equipo técnico para conocer la viabilidad de las propuestas?

Lo que estamos visualizando es cómo podemos potenciar lo de la producción de hortalizas y pues hay tecnología que por llamarlo de alguna manera es tan sencilla como una Casa Maya. Los productores tienen que estar al resguardo de las plagas y si hay sequía o no, entonces, ese es el tipo de tecnología que en un primer momento podemos apostar, precisamente por la escasez de recursos y porque nos han saqueado las arcas del Estado. Por esta razón le estamos apostando a algo muy tradicional, pero funcional y esto funciona en todos lados. Por ello quiero destacar que vamos a promover la producción de energía alternativa, estamos claros que no en todos los rincones del país vamos a poder producir alimentos y esto es porque muchas de las tierras han sido contaminadas con la producción del algodón en el oriente del país y en la costa. Tenemos que visualizar que puede ser una producción de energía alternativa que nos permita dar un uso adecuado a esas tierras y que además baje la carga que tiene la matriz energética para ir transitando a una energía más limpia. Ya hay inversiones que están haciendo privados en la Costa del Sol, La Unión, pero nosotros tendríamos que masificar ese tipo de inversión, primero porque diversificamos la matriz energética y es energía limpia, pero sobre todo porque estamos promoviendo otro tipo de empleo, que es mucho más digno y que le generará una mejor calidad de vida a las personas que viven en el campo.

Nos ha hablado de lo rural, ¿Y en cuanto al tema urbano?

En lo urbano aplica también lo del agua, saneamiento, pero hay otro tema que nos parece bien importante y relevante sobre el cual tenemos una propuesta que combina varias cosas. No solo es el tema ambiental sino también económico, social e incluso incluye el tema de seguridad, y esta es la de movilidad y transporte. Todos estamos conscientes que hay una saturación en las calles del área metropolitana de San Salvador y de las grandes ciudades. Las soluciones tienen su justificación en cosas bien sencilla, por ejemplo, si uno como ciudadano no tiene acceso a un transporte público moderno, seguro y eficiente, uno hará todo por no subirse, sino hará por endeudarse para comprar un carro y se va a ir a meter a las trabazones. Nosotros hemos decidido proponer un plan agresivo que se llama “Plan Cero Trabazón” y pretende contribuir a reducir la contaminación del aire del área metropolitana de San Salvador y de las grandes ciudades que sabemos que el 51% de la contaminación del aire que respiramos viene del transporte público. Entonces, si ya sabemos eso ¿por qué no hemos hecho nada?

A ver si entiendo, lo que ustedes proponen es ¿sacar de circulación  algunos autobuses que están muy viejos y traer una flota de autobuses más ecológicos?

El principio rector es reducir al mínimo los desplazamientos que la gente haga con su vehículo. Vamos a tratar de desincentivar el uso del vehículo en el área metropolitana y esto se logra con una serie de políticas y medidas que no son de un gran presupuesto, excepto algunas. Primero debemos darle un sentido y una coherencia a nuestra red vial porque se ha construido carreteras y pasos a desnivel a diestra y siniestra que han sido monumentos a la ineptitud y corrupción. Nosotros estamos proponiendo un anillo periférico que tenga salida a principales vías de San Salvador siendo respetuosos del medio ambiente y hoy creo que nadie va a construir una infraestructura de ese tipo sino siguen las restricciones medioambientales y sociales que debe tener.

A la carretera de oro le llaman el anillo periférico y no ha ayudado mucho, pero en este momento no se me ocurre ningún lugar donde se pueda construir otro, no hay espacio, ¿A dónde se podrá hacer otro?

Sí, hay un diseño ya, pero no he podido revisarlo a detalle. En este caso habrá que hacer unos tramos aéreos de ese anillo periférico, porque sino tendríamos que hacerlo en el Puerto de la Libertad. Ese es otro tema que tenemos que plantear, porque no solo es un tema de transporte sino de crecimiento urbano desordenado, en donde el mercado es quien va dictando hacia dónde crecen las ciudades y esto tiene sus riesgos. Para terminar la idea de “cero trabazón”, la propuesta se basa en una  infraestructura vial que se agilice y haga más eficiente los desplazamientos, estaciones de parqueo en las principales entradas a las áreas metropolitanas. Por ejemplo, en San Salvador, Puerto de la Libertad, Rancho Navarra y así sucesivamente. Y ¿qué es lo que estamos proponiendo? pues es que si tú venís de algunos de esos lugares y llegas a las estaciones, con tu pase tienes derecho a un estacionamiento seguro y a usar un nuevo sistema de transporte público. Vamos a iniciar ordenando el que ya tenemos, que es el bus, y gradualmente lo combinaremos con otros medios de transporte público que hagan más eficientes, más moderno y seguros los desplazamientos.

Al reordenar el transporte ¿qué papel jugaría el SITRAMSS?

Yo pienso que el SITRAMSS es la idea original de un nuevo sistema de transporte público, sin embargo, ya saben el desenlace que fue mal concesionada. Pienso que para la necesidad y la exigencia de desplazamientos, el ritmo con el que iba evolucionando el proyecto era muy lento. Es decir, no puedes esperar cinco años para construir una segunda línea y 10 para construir la tercera. Entonces, quizá no haya el suficiente incentivo para usar una línea y después tener que subirme a un bus, pero pienso que era una buena idea solo que fue mal ejecutada. Además, hay una serie de políticas que son complementarias. Por ejemplo, en el tema de movilidad, nosotros tenemos que recuperar las aceras para que sean usadas por los peatones, tenemos que construir una red mucho más grande de la que ya existe para el desplazamiento con bicicletas y poco a poco darle el espacio necesario para que los peatones y usuarios del transporte público tengan la posibilidad de transitar de manera eficiente y ágil.

¿Eso será posible? Ya tenemos una infraestructura estrecha. Si uno va al centro de San Salvador, encuentra que las calles son tan estrechas que apenas cabe el bus que va pasando.

Claro, porque está inundado de vendedores por cuenta propia, pero cómo tienes al frente de gobierno a alguien con el suficiente liderazgo capaz de sentarse con los vendedores por cuenta propia, con los empresarios de buses y todos aquellos que están implicados en resolver esta problemática que afecta a todos en la productividad, seguridad, etc. Nosotros hemos estado sentados con vendedores por cuenta propia y cuando los escuchas decís: “Ey si estamos buscando lo mismo”. A ellos no es que les guste estar en la calle, pero nadie les ha ofrecido una alternativa real y que no sea una alternativa de irlos a meter a un cajón donde no va a llegar nadie. Ni siquiera estoy diciendo algo sacado de lugar, ni es cuestión de ir a la luna, es algo aterrizado que están haciendo aquí a la vuelta de la esquina, por ejemplo, Costa Rica. Expertos en mercados te dicen: “mira, el mercado puede estar de tal manera concebido de que sea la nueva competencia de los centro comerciales, pero es un espacio público, tiene otras funciones y además tiene que ser en una alianza con todos los comercios que están alrededor para complementar y no estar metiendo en los mercados cualquier cosa que se te ocurra”. El mercado tiene su función y alrededor hay comerciantes que pueden complementar lo que ya está, pero se debe hacer toda una reingeniería de los mercados para así lograr más espacio en la calles. Podemos hacer realidad la realización de más ciclovías y darle el espacio privilegiado que debe tener el transporte público, como se hace en cualquier país en mediano grado de desarrollo.

Hace unos momentos, nos hablaba un poco sobre las metas hacia los próximos 20 años, pero quisiéramos saber, aterrizando, ¿Cuáles serían las metas a las que se comprometen como fórmula en los próximos 5 años, en el caso de ganar las elecciones?

Nuestras principales metas tienen que ver con lo más básico que no se ha hecho durante décadas atrás, obviaré las razones del por qué no se hicieron, y cómo te lo decía al inicio de la entrevista, nosotros nos basaremos en dos cosas bien fundamentales: agua y saneamiento, pero invertir en ellas es la mejor excusa para empezar a recuperar el medio ambiente de este país, porque no puede ser que tengamos un nivel de precipitación tal que quizá tengamos más agua que cualquier país en el mundo y no se está aprovechando. Para tener agua en todas las casas de los salvadoreños haremos unas obras de ingeniería para la captación de aguas lluvias y luego toda la filtración que esta debe tener. Estoy seguro que podemos tener agua para todos, si usamos el sentido común. A mí solo me llegan dos horas a la semana el agua y cuando ya estamos sin agua es un estrés porque dependes del agua. En este país con el nivel de pobreza que existe, casi siempre, cuando no tienes agua a quienes mandan a traerla es niños, niñas y jovencitas… Con el nivel de riesgo que hay en este país, exponer a una joven para que vaya a la quebrada o la poza tiene unas implicaciones bien serias, pero además hay muchos niños que dejan de hacer las actividades de niños por andar acarreando agua. A veces queremos soluciones y queremos hablar de cambio climático, pero resulta que no hemos empezado ni por lo básico y eso nos va a plantear algunos retos que tienen que ver luego con temas de cambio climático.

Hablando de retos, nuestra revista publicó recientemente una nota sobre los financistas de partidos políticos que depredan el medio ambiente. Aparecen grandes empresas vinculadas a la industria azucarera y construcción. ¿Cómo se enfrentarán ustedes al poder económico sabiendo que son ellos los que causan grandes afectaciones al medio ambiente?

La primera vacuna digamos contra eso y principal razón por la que nosotros sí podemos enfrentarnos a esos poderes económicos es que no nos están financiando… Eso nos da la solvencia para decir las cosas tal cual. ¿Cómo enfrentarlos? Primero no tenemos compromiso con ellos y segundo en el caso de la caña que es lo que más conozco, tenemos análisis, estudios que nos demuestran que no es necesario seguir ampliando la frontera agrícola de la caña de azúcar para ganar más. Tenemos que invertir en cómo hacer más eficiente la producción en menos tiempo para poder diversificar, entonces, ese va a ser nuestro planteamiento con ellos y a la base están los cálculos económicos que te dicen que haciendo eso vas a ganar más de lo que ya estás haciendo, pero ahí hay otros elementos que distorsionan ese cálculo sobre los cuáles todavía se deben discutir más. Pienso que hay que entrar con los mismos argumentos que tiene el sector del poder económico, es decir,  ellos ven números y nosotros también tenemos números. Si a mi gobierno una actividad económica determinada me está generando altos costos medioambientales, salud o evite crecer en otros rubros económicos con menos impacto social o medioambiental esa es una razón suficiente para parar actividades económicas que pueden estar relacionadas a la construcción u otros. Lo que ha hecho falta en este país ha sido liderazgo y decir “miren aquí se acabaron los privilegios” y sencillamente se acaban porque quien debe ser privilegiado no es un pequeño sector de la población. En nuestro gobierno vamos a hacerle conciencia al sector poderoso de este país de que si no hay medio ambiente, pues, no hay nada ni para ellos, no habrá ganancias.

Comenta