Tania Primavera y paisaje en el lago de Coatepeque, Santa Ana /Foto Françoise Devaud Beseme


Gato Encerrado se siente orgulloso y privilegiado de estrenar este espacio de opinión/blog de Tania Primavera llamado Gotas de Néctar, pues cada sábado Tania nos compartirá una gotita del saber y de cultura que "no se aprenden en la academia" sino por la experiencia de "sentir, observar, escuchar y mezclarse con la gente". ¡Que disfruten esta primera gota de néctar que nos regala Tania!


La memoria olvida

Buscando el néctar de Cuscatlán 

Por Tania Primavera*/@TaniaPreza

Es como encontrar el néctar, tu néctar. Pero, si alguien me pregunta qué define a El Salvador ¿qué diría? Si el tiempo va a salvar algo de un pueblo, creo que sería la lengua, donde está su corazón.

Pienso, por ejemplo, ¿dónde se habla náhuat aquí en la tierrita de Cuscatlán? Entre algún cantón, pueblo, entre bosques o cerca de la cascada. Parece inalcanzable. Pero sin saberlo, decimos algunas palabras en nuestra cotidianidad. Entre todo lo valioso, para un pueblo puede ser eso, como el agua, invaluable. Es ahí su palpitar, porque es viva la lengua. El agua igual. Y no nos damos cuenta. La memoria olvida.

Últimos días de abril. Cantan cenzontles, un gallo a lo lejos es intermitente, susurros de aves, las ardillas duermen pero pronto comenzarán a comer los mangos maduros. Aunque aún son las 3 de la mañana, quizás es hora, de todos modos no me puedo dormir. Dejé de cosas, y pensando en que si hay en qué pensar y dar. Algo.

Ahora, comenzando éstas que llamaré Gotas de Néctar para Gato Encerrado, iré gota a gota. Espacio cultural, oasis para la memoria, historia, natura o lo que sea que se aproxime. Mas bien, soy del pueblo, y desde ahí prefiero imaginarme bajo un árbol o en mi escritorio ver la ventana y los pájaros.

Intento ir despojándolo todo. Ser liviana. He recibido y no necesariamente de la academia. Mas bien observando, escuchando, sintiendo, mezclándome con la gente.

Memoria oral, escribir por escribir, arte por el arte. ¡Sí, vivo para él! Por la belleza, esa que cada quien ve a su manera. ¿Qué es la belleza? Depende también de quien la vea. Tomo el néctar, porque a veces si no estamos alerta, la memoria olvida, si no se identifica qué es realmente lo que queda, lo que vale. Siguen los colores del alba desvaneciéndose entre azules intensos con naranjas y rosas. Amanece. Se asoma el colibrí y canta el dichoso fui.


Tania Preza2 *Tania Primavera Preza: Integrante del Consejo Editor de la Revista Trasmallo. Ha participado en jornadas lúdicas con jóvenes utilizando el “Juego Los Izalcos” sobre cultura ancestral indígena, la edición de exposiciones museográficas, producción de cápsulas radiales, publicaciones y talleres con jóvenes sobre derechos humanos y memoria histórica. Actualmente es responsable del Área de Comunicaciones del Museo de la Palabra y la Imagen, y conduce junto a un equipo del MUPI la  Red de Jóvenes en Defensa de los Derechos Humanos.  Desde agosto de 2014, es autora del audio espacio Entrevistas EN OFF en www.contrapunto.com.sv

Comenta