Foto/Cortesía

Elías Antonio Saca guardan prisión junto a seis de sus exfuncionarios por los delitos de lavado de dinero, agrupaciones ilícitas y peculado; el exmandatario ha sido señalado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Fiscalía General de la Republica (FGR) quienes han determinado que hubo irregularidades en su declaración patrimonial


Por Marvin Díaz

“A los malacates se les termino la fiesta”, fue una de sus acostumbradas frase con las que le  expresidente de la República de El Salvador, Elías Antonio Saca, se refería a las personas que serían procesadas por quebrantar la ley. Hoy el exjefe de Estado guarda prisión junto a seis de sus exfuncionarios por diversos delitos cometidos durante su administración presidencial entre 2004-2009 bajo la bandera del partido ARENA.

La madrugada del domingo 30 de octubre será inolvidable para los nuevos esposos. Un operativo de la Policía Nacional Civil  (PNC) en conjunto con la Fiscalía General de la República (FGR) fueron los invitados sorpresa a la fiesta de boda de Gerardo Saca, uno de los hijos del expresidente.

Pero no llevaban regalos ni tarjeta de invitación sino una orden de captura en contra del anfitrión mayor a quien se le terminó la fiesta y debió acompañar a los oficiales a las frías bartolinas de la División Anti Narcóticos (DAN) de la PNC, misma donde ya estuvo el fallecido expresidente de la República, su antecesor, Francisco Flores, acusado por delitos similares.

A principios de este año la Corte Suprema de Justicia (CSJ) envió a juicio civil a Saca por no justificar $5, 62,371 de su patrimonio. Sidney Blanco, Magistrado de la Sala de lo Constitucional, reveló que a nombre del exmandatario Saca se extendían cheques de hasta de 15 millones provenientes de fondos públicos de Casa Presidencial con la complicidad de su exsecretario privado, Elmer Charlaix.

Las investigaciones de Probidad determinaron que Elmer Charlaix extendió cheques por la cantidad de 15 millones a favor de Elías Antonio Saca; Charlaix, habría emitido en cheques la cantidad de $5, 878,686.23, provenientes de fondos públicos de la Presidencia.

Junto a Saca, también fueron capturados en la fiesta el exsecretario de la Juventud y expresidente de ANDA, César Funes. Este exfuncionario habría recibido más de $45,000 dólares hasta el momento sin que se conozca justificación.

Otro de los capturados es el exsecretario de Comunicaciones de Saca, Julio Rank. El exfuncionario habría recibido $497,406.36 provenientes de cuentas públicas de la Casa de Gobierno salvadoreña durante la gestión de Saca.

Ante la captura del tercer presidente en la mira de las autoridades por actos de corrupción, las reacciones de los políticos salvadoreños no se hicieron esperar, la mayoría a través de sus redes sociales

El también expresidente Mauricio Funes quien enfrenta desde el asilo político en Nicaragua acusaciones por enriquecimiento ilícito, señaló que en el caso de su proceso de investigación, la Fiscalía General de la República (FGR) allanó y publicó fotos de bienes de uso “porque no tienen nada para incriminarme. Optaron por juicio político y mediático”.

Funes añadió que cada exfuncionario acusado debe defenderse por cuenta propia

Por otro lado el exfundador del partido ARENA y a la Alcaldía de San Salvador por el partido GANA, Walter Araujo, expresó que con esta captura se pueden dar más sorpresas.

Otro en reaccionar fue el diputado y dirigente del partido PCN, Francisco Merino, quien aseguró que la noticia le tomó por sorpresa.

"Esperaríamos que se cumpla el debido proceso y los deerechos individuales que consagra la Constitución", dijo Merino.

De acuerdo con Probidad, además de los detenidos, los fondos de Casa Presidencial también tuvieron otros destinatarios. Pablo Gómez, quien también es uno de los capturado, habría recibido hasta $1,983,421; Julio Roberto Zamora Bolaños, $1,166,665; Francisco Rodríguez, otro de los capturados en esta fiesta, recibió  $570,515;  José Antonio Salaverría Borja, $49,443.62; Cesar Reyes Dheming, $87,571.98; César Funes, $45,000; también se emitieron cheques a personas jurídicas, entre ellas, al partido ARENA por $400,000 y diversas empresas de publicidad.

Una de las irregularidades que detectó la CSJ en la declaración patrimonial del expresidente Saca y su esposa, la exPrimera Dama, Ana Ligia de Saca fue que en el periodo de 2009 hasta el 31 de diciembre del 2014 las cuentas personales de Saca ascendieron a $5, 553, 003.27; al contrastar ese valor con los ingresos ese mismo periodo, los cuales suman $3, 807, 379.68, resulta una diferencia de más en ahorros de $1, 745, 623.59 que no se justifica con los ingresos reportados, por lo que se desconoce su origen.

Lea también: Las nueve irregularidades que incriminan a los esposos Saca Mixco según Probidad

Tony Saca, como se le conoce al exmandatario, es el tercero de ser investigado por enriquecimiento ilícito, hay que recordar que el expresidente, Francisco Flores, (fallecido)  fue enjuiciado por este mismo delito en los años 2013 al 2015. Otro exjefe de Estado que está en el ojo del huracán es Mauricio Funes, que está siendo investigado por el mismo delito de sus antecesores, no obstante en este momento se encuentra exiliado en Nicaragua.

Comenta

Publicidad