El 2 de noviembre los salvadoreños conmemoran a los fieles difuntos o llamado también “Día de los Muertos”, una tradición en donde año con año, familiares visitan y recuerdan a personas que ya partieron de este mundo, en los diferentes cementerios que se encuentran instalados en cada municipio del país, limpiando, pintando y colocando color a través de arreglos flores y decoraciones a las tumbas.


Fotos y texto: Marielos Flores

En medio de la memoria y el recuerdo, también están los salvadoreños que siempre buscan ganarse el pan de cada día a través de sus negocios, tal es el caso de Juanita Díaz, una salvadoreña de 52 años de edad, que en medio de las ventas de flores, se encontraba vendiendo coronas elaboradas de hojas de ciprés; se podía distinguir por el olor que abarcaba en ese lugar.

Ella, con su cabello recogido,  arropada aún con un suéter color naranja  y estando de pie, esperaba que las personas que transitaban en ese lugar ubicado cerca del cementerio del Municipio de Nejapa del departamento de San Salvador, le compraran sus productos. Ella comenta que ya hace varios años se dedica a la elaboración previa de dichas coronas, también vende flores elaboradas de plástico, papel y venta de flores naturales.

— Tengo ya varios de venir a vender en esta zona, normalmente me pongo a vender cerca del mercado municipal de Nejapa. Desde el día de ayer domingo a partir de las 12:00 del medio día me vine a vender acá cerca del cementerio y nos quedamos con mis hijas aquí toda la noche cuidando nuestro puestecito — comenta Juanita.

Menciona que  vive en las faldas del volcán de San Salvador, tiene 24 años de dedicarse a las ventas en este rubro de elaborar flores, guirnaldas y coronas para este tipo de ocasión, además de ella, otras personas se encontraban ubicadas desde el día de ayer cuidando sus puesto de venta, en el lugar se podía observar la venta típica de hojuelas, pupusas y dulces típicos.

— Se ha vendido bastante desde el día de ayer y el transcurso de la mañana, nosotros con mi familia elaboramos todo lo que venimos a vender, empezamos a hacer coronas y arreglos florales desde el 18 de octubre, pero la mayor parte los vendemos allá arriba (en el Volcán de San Salvador), ya los últimos días los venimos a vender acá a Nejapa; tenemos cerca de donde vivimos arboles de ciprés y de ahí comenzamos a hacer las coronas. — expresa Juanita Díaz.

Comenta