Ante las denuncias por la tala en el cerro El Águila, de Juayúa, los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente han intentado desligarse de la responsabilidad de proteger el medio ambiente, diciendo que no han sido los responsables de otorgar permisos para deforestar en esa zona. Medio Ambiente culpa a Agricultura de permitir la tala. Pero Agricultura dice que no es así, que el único permiso que ha dado en esa zona es para el registro de plantaciones.


Texto por Marvin Díaz y Carolina Amaya

Fotos por The Fire Theory*

Juan López, uno de los habitantes de las comunidades cercanas a la tala, explicó la situación a GatoEncerrado.

El juzgado ambiental de Santa Ana ha iniciado, de oficio (es decir, sin esperar una denuncia), un caso sobre la tala de árboles en el cerro El Águila de Juayúa, Sonsonate. Eso según lo confirmó a GatoEncerrado la Cámara Ambiental. Mientras tanto, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) emitió un comunicado para decir que no es culpable de haber otorgado permiso a personas particulares para talar en esa reserva de biosfera, conocida como Apaneca-Ilamatepec. Luego acusó al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de ser el responsable de conceder ese tipo de permisos. En su defensa, el MAG asegura que la tala ha ocurrido en tierras privadas y que, aunque otorgó permisos para el registro de plantaciones en esa zona, nunca hubo un acuerdo para permitir la tala.

Antes de ser talados, los árboles son enumerados en el cerro El Águila.

Todo comenzó el viernes 15 de febrero, cuando la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) denunció ante el MARN la tala en el cerro El Águila. El sábado 16, en respuesta a la denuncia, el MARN dijo a través de sus redes sociales que el único responsable de haber permitido la tala era el MAG.

Este martes, el MAG respondió públicamente que no ha dado ningún permiso para la tala en el cerro El Águila, tal y como lo informó el MARN.

Sobre la polémica, el MARN agregó en sus tuits que “urge cambio de Ley Forestal”. El artículo 16 de esa ley dice que las personas particulares no necesitan un permiso para dar mantenimiento a plantaciones forestales, es decir a bosques que los humanos crearon.

“Las plantaciones forestales en propiedades de particulares no requerirán autorización alguna para su mantenimiento, raleo o aprovechamiento final. El transporte, comercialización e industrialización de productos y subproductos provenientes de dichas plantaciones, estará sujeto a lo dispuesto en la presente Ley”, reza el artículo.

La organización GAIA El Salvador también pidió públicamente que los dos ministerios, las alcaldías y principalmente la de Juayúa, así como el Comité de Gestión de la Reserva de Biosfera Apaneca-Ilamatepec, asuman las responsabilidades que les competen para controlar la situación y evitar que más árboles sean talados.

Sobre el caso que abrió el juzgado ambiental, todavía no hay información relevante. Está en su etapa inicial.

En esta parte deforestada, yacen algunos troncos.

Cerro El Águila

El cerro El Águila es parte de la Reserva de Biosfera Apaneca-Ilamatepec, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007. En esta reserva, según datos del MARN, se ha identificado a 760 especies, de esas 58 están en la categoría “peligro de extinción”.

El área talada se encuentra dentro del área de amortiguamiento (zona aledaña) del Área Natural Protegida San Rafael Los Naranjos o Cerro El Águila.

En la entrada de la finca deforestada hay un letrero que da testimonio de que es un área “supervisada por el servicio forestal”.

En este cerro, que es parte de una zona de recarga hídrica, se han talado árboles de 200 y 250 años de vida, según las comunidades y organizaciones que han denunciado el caso.

En el Cuadernillo de Áreas Naturales Protegidas, publicado en 2018 por el MARN, se identifica al cerro El Águila como área natural protegida. Hay un bosque tropical en que se encuentran árboles como: robles, amate, mano de león, pino, ciprés, liquidámbar, orquídeas, entre otra especies.

Inspección

Este martes, el MAG y MARN hicieron una inspección en la zona de la tala, pero al finalizar no hubo declaraciones a la prensa. Los amigos de la Asociación de Radios Comunitarias (ARPAS) grabaron un video con uno de los representantes de las comunidades de Juayúa, en el que explica la situación.

*Las fotografías e imágenes de drone utilizadas en esta nota son una cortesía de The Fire Theory y Víctor Rodríguez.

Comenta