Con apoyo de la misma comunidad y de la Secretaría de Cultura del FMLN, un minicipio que sirvió como escenario de la guerra civil salvadoreña contará por primera vez con un espacio en el que pueda exhibir a las presentes y futuras generaciones, las raíces de su memoria histórica.


Por Alejandra Rodríguez

El municipio de Guazapa, al norte de San Salvador, ya cuenta con un museo que permitirá rescatar la historia desde que se fundó el municipio hasta el papel que jugó durante el conflicto armado salvadoreño de 1980 a 1992, a través de una recopilación de objetos utilizados en la guerra, fotografías y  documentos como periódicos de la época.

La mayoría de lo que se encuentra en el museo llegó gracias a todo un esfuerzo de habitantes del municipio, así como de diversas instituciones que han dado el apoyo para que se pudiera fundar este lugar.

El presidente de la  Fundación de GUAZAPAN, Medardo Rivera, expresa que desde hace tres años iniciaron con la idea de rescatar la historia del municipio y que uno de los mayores problemas fue el recurso económico.

Sin embargo, entregaron un proyecto a la Secretaría de la Cultura del FMLN para que les apoyaran, "una vez conseguido comenzaron con las investigaciones para dar inicio con un espacio para los habitantes", expresa Rivera.

Desde inicios de este año se comenzó con el rescate de la historia de Guazapa, lugar que incluso ha servido hasta de inspiración para una película siempre en basada en el contexto de la guerra. "Durante el conflicto armado la parroquia y la municipalidad fueron quemados por lo cual hay poca información del municipio’’, explica Daniel Rodríguez, miembro del Comité de Turismo de Guazapa.

arma

Por ello, la misma población se involucró en las investigaciones con testimonios o artilugios que pudieran servir para las exposiciones dentro del museo.  Además, Rodríguez agrega que trabajaron con militares y la memoria histórica del partido FMLN.

Por otra parte, un miembro de la Secretaría de Cultura del FMLN, Camilo Castro, entregó un donativo de periódicos de la década de los ochenta como abono a la historia del conflicto armado en el país.

"En la universidad donde yo estudié me di cuenta que un catedrático iba a botar alrededor de 200 periódicos manifestando que nos los iban a necesitar pues ya estaban digitalizados, entonces me los llevé porque sabía que un día servirían para algo. Ahora son parte de las exposiciones", agrega Castro.

Por otro lado, Rivera espera que este espacio sirva no solo como museo sino como galería para vender obras artísticas, una escuela de formación en arte, realización de conversatorios con las comunidades y más investigaciones acerca de la historia de Guazapa.

La inauguración estuvo acompañada de diversos puntos artísticos como baile, poesía, rap y un recorrido en el museo a todos los que asistieron al evento.

Publicidad